Interes general

INFORME SEMANAL ARIZMENDI

La imposibilidad de celebrar contratos "a plazo fijo": procedencia del contrato "temporario"

Marina Simondegui especialista de Arizmendi explica las características de las diferentes modalidades de contratación.

Por Dra. Marina Simondegui | Departamento Técnico Legal Laboral de Arizmendi

  • imposibilidad celebrar contratos plazo fijo procedencia contrato temporario
    Informe de Arizmendi.

A partir de la reforma de la Ley 26727, en el régimen de trabajo agrario se prevén tres modalidades de contratación a los efectos de la instrumentación del contrato de trabajo habido entre las partes, a saber: el contrato de trabajo permanente de prestación discontinua, temporario y permanente discontinuo.

Marina Simondegui especialista de Arizmendi explica las características de las diferentes modalidades:

  • Contrato de trabajo “permanente de prestación continua”, es la regla general, es decir el contrato de trabajo agrario entre las partes se entiende que ha sido celebrado en forma permanente y con prestación continua. Así, siempre que no se pruebe lo contrario el contrato de trabajo se considera celebrado bajo este régimen. 
  • Contrato de trabajo “temporario”, que implica una relación laboral originada en necesidades de la explotación de carácter cíclico o estacional, o por procesos temporales propios de la actividad agrícola, pecuaria, forestal o de las restantes actividades comprendidas dentro del ámbito de aplicación de la presente ley, así como también, las que se realizaren en ferias y remates de hacienda. 
  • Contrato de trabajo “permanente discontinuo”, que se origina cuando un trabajador temporario es contratado por un mismo empleador en más de una ocasión de manera consecutiva, para la realización de tareas de carácter cíclico o estacional será considerado a todos sus efectos como un trabajador permanente discontinuo. El trabajador tiene iguales derechos que los trabajadores permanentes ajustados a las características discontinuas de sus prestaciones. 

En consecuencia, se advierte que la modalidad de contratación “a plazo fijo”, que es propia del régimen de la ley de contrato de trabajo no se encuentra comprendida dentro de las modalidades de contratación aplicables a régimen agrario y no podría ser aplicable a esta actividad

Cabe aclarar, que si bien la nueva norma prevé específicamente que resultan aplicables al régimen de trabajo agrario las disposiciones de la Ley de Contrato de Trabajo, esto tiene como consecuencia que los trabajadores del sector rural gozan a partir de la vigencia del nuevo régimen legal (Ley 26727) una serie derechos y garantías que hasta la fecha no tenían.

Por otra parte, no debemos olvidar que el artículo 2, inciso b), de la Ley 26727, establece que la LCT resulta de aplicación al régimen agrario “en todo lo que resulte compatible y no se oponga al régimen jurídico específico”. Lo mismo aclara el artículo 104 de dicha norma, cuando dispone la modificación del artículo 2, inciso c), de la LCT. Lo cual no resultaría aplicable con respecto al caso de las modalidades de contratación, que se encuentran expresamente previstas en el régimen agrario.

Por consiguiente, para el caso de tratarse de contrataciones de trabajadores por tareas que tengan una duración específica, la modalidad de contratación que resultaría de aplicación es el contrato de trabajo agrario “temporario”. Dicha modalidad se encuentra prevista por el artículo 17 de la Ley 26727, para los casos en que la relación laboral se origine en necesidades de la explotación de carácter cíclico o estacional, o por procesos temporales propios de la actividad agrícola, pecuaria, forestal y las que se realizaren en ferias y remates de hacienda (primer párrafo del artículo 17). En dicha modalidad, también se encuentran comprendidos los trabajadores contratados para la realización de tareas ocasionales, accidentales o supletorias (segundo párrafo del artículo 17).

No obstante lo señalado, recordamos como cuestión de suma importancia, que el artículo 18 de la citada ley dispone que cuando el trabajador temporario es contratado por un mismo empleador en más de una ocasión de manera consecutiva, para la realización de tareas de carácter cíclico o estacional o demás supuestos previstos en el primer párrafo del artículo 17, el mismo será considerado a todos sus efectos como un trabajador permanente discontinuo.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro