CLIMA
Rosario
Miércoles 28
Estado clima
10° | 14°

Mejorando

Jueves 29
Estado clima
| 17°

Nublado parcial

Viernes 30
Estado clima
| 17°

Nublado parcial

Granos

Granos: mercado local presiona a la baja

En el ámbito internacional los operadores siguen de cerca el clima en Estados Unidos. En Argentina los contratos a fijar juegan un rol clave.

Por Dante Romano | Ambito Financiero

  • granos mercado local presiona baja
    Despegue. En Chicago las cotizaciones se recuperaron parcialmente, pero estos valores no se vieron reflejados localmente.

Durante la semana pasada el clima fue el gran foco del mercado internacional. El tiempo cálido y seco en el noroeste de la zona de producción de granos le está pegando fuerte al trigo de primavera, que se siembra en mayor parte en esta región, pero también al maíz y a la soja, ya que un 20% del área de estos cultivos está en la zona afectada. También los excesos de lluvias del centro y sur de las planicies trigueras causaron problemas de calidad y demora en la trilla del trigo de invierno, con lo que este cereal está liderando subas en Estados Unidos.

Finalmente las posiciones más largas en Chicago mostraron subas fuertes en trigo, moderadas para la soja y una pequeña baja para maíz, desde niveles elevados del cierre del viernes previo.

Gran parte del movimiento que describimos se debe a que con fondos muy vendidos en los tres cultivos, cuando aparecen dudas, los operadores compran para cerrar riesgo y capitalizar las ganancias devengadas por las bajas previas,y esto gatilla subas

Pero en el mercado local, las subas descriptas no se vieron reflejadas. Comenzando por la soja, tuvimos una baja de 11 dólares por tonelada (u$s/tt) para la posición disponible (quedó en 237 u$s/tt) y de 5 u$s/tt para la noviembre (252 u$s/tt). Cuando se contempla el precio en pesos quizás la retracción no fue tan significativa, porque el dólar comprador del Banco Nación, que se toma para pesificar contratos, mejoró 12 centavos. Pero de todas formas el contrato bajó de los 4.000 pesos por tonelada, valor alcanzado la semana previa y que gatilló fuertes ventas y fijaciones.

La razón por la que los valores se despegaron tiene que ver conque hay una gran cantidad de mercadería entregada a fijar por productores, con cláusula de fijación hasta el 30 de junio. Los compradores venían pagando sobreprecios respecto de la paridad de la exportación, y poniendo sobre la mesa gran parte de la ganancia de la industria (el diferencial por comprar porotos, procesarlos y venderlos como aceite y harina). En este contexto ven que por lo cercano a la fecha de cierre de las fijaciones, y la poca cantidad de soja que logran comprar con precios más altos, lo mejor es retrotraer sus precios a valores más razonables para su capacidad de pago, ya que el volumen que dejan de originar no es tan significativo como el ahorro que tendrán por la fijación del saldo de la mercadería ya recibida.

Pero como a estos precios la oferta prácticamente desapareció, no sería raro ver una vez que pase la fecha de fijación una mejora en los valores. En el mientras tanto, de necesitar vender, la idea es apuntar al valor noviembre (252 u$s/tt) y tomar un crédito de prefinanciación de exportaciones que con las bajas tasas en dólares actuales, termina deportando un buen sobreprecio sobre los valores del disponible. De todas formas esta presión afectó también a la posición noviembre, por lo que lo ideal sería postergar las operaciones hasta julio.

En el caso del maíz también vemos una baja fuerte en las posiciones de entrega corta (en torno al 8% a valores de 140 u$s/tt). En este caso la razón es que se está generalizando nuevamente la trilla, gracias a clima seco en las últimas semanas, y la maduración del maíz tardío. Esto no solo en Argentina, sino también en Brasil. Pero aquí nuevamente las posiciones diferidas (diciembre) logran sostenerse más cerca de los 150 dólares por tonelada.

En tanto los precios del trigo como ya mencionamos mejoraron mucho a nivel internacional, y esto se trasladó también al mercado local. Aquí la duda de todas formas es si la intención de siembra logrará concretarse en su totalidad por las demoras debido al clima húmedo, y también si los excesos de lluvia y bajas temperaturas en el sur de Brasil no terminarán generando una mayor necesidad de importaciones de trigo por parte de Brasil.

(*) Del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro