Sembrar o no sembrar, esa es la cuestión

Llega el momento de decidir si sembrar o no sembrar maíz de primera. Frente a esta disyuntiva, la variable clave son los márgenes brutos obtenidos.

Desde un punto de vista económico, en la producción agropecuaria se busca generar un producto que tenga mayor valor de producción que la suma de los insumos que se requieran para el proceso productivo. Tomando los costos directos fijos y variables expuestos por la revista Márgenes Agropecuarios y el precio actual al que cotiza la posición Abril 2017 –US$ 150- llegamos a los márgenes brutos, considerando para cada zona distintos rindes.


Zona por zona

La que presenta el mejor resultado proyectado es la zona Norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe. Igualmente hay que tener en cuenta que va a depender de la variabilidad de los precios y de los rindes.

A pesar de ser donde mayores rindes se proyectan en vista al potencial productivo, es donde la incidencia de los costos variables son más bajos. De este modo, la zona representa un 9,7% del margen total mientras que en el caso de del sur de Córdoba llegan a ser el 25% del margen. Esto es consecuencia del peso que poseen los gastos de flete en los gastos comerciales.

Por otro lado la región núcleo es la que mayores costos directos posee ya que en los planteos productivos es donde más se invierte en agroquímicos

Si comparamos con lo sucedido el año pasado, al momento de la siembra el resultado esperado era menos que la mitad de lo que se espera en la actualidad. Para la zona norte de Buenos Aires y sur de Santa fe el margen bruto por hectárea era de US$ 159 con un rinde 95 qq/ha. Sin embargo hay que tener en cuenta que en Julio del 2015 el futuro del maíz cotizaba en los U$ 125 y todavía no reflejaba los cambios que ocurrieron luego en el marco local. Los resultados para el cereal en la campaña 2015/16 superaron ampliamente lo proyectado en dicha fecha.


De cara a la nueva campaña hay que tener en cuenta las perspectivas de mercado y ser muy cuidadosos con el armado de los márgenes ya que entre los factores fundamentales que afectan a los precios pesa la gran oferta esperada para Estados Unidos que mantendría a las cotizaciones presionadas en el mercado internacional.

Análisis de Mercado - fyo

Semillas de maíz de punta, agotadas

De acuerdo a datos relevados por los referentes de insumos de fyo, la compra de insumos para la próxima campaña de maíz se divide en dos: simientes por un lado y el resto de los insumos agrícolas por el otro. Una completamente avanzada, la otra con un poco más de demoras.

Se viene una nueva campaña de maíz y los productores ya empiezan a mostrar signos de interés por la siembra de este cereal de verano. Fiel reflejo de ello es lo adelantada que se encuentra la compra de semillas de maíz. Tal es así que, de acuerdo a datos relevados por los referentes de insumos de fyo, las semillas de punta se encuentran prácticamente agotadas.

En este sentido, destacaron que ya se encuentra todo comprado y la adquisición de este insumo registra un importante adelanto respecto de la campaña pasada.

Distinta suerte corrió para los agroquímicos que, tal como sucedió en el ciclo pasado, aún muestra marcados retrasos, sobre todo por la demora en las labores de cosecha y la baja de precios y tasas; aunque, poco a poco, la demanda de fertilizantes y herbicidas se estaría comenzando a mover.

En cuanto a los valores, los representantes de fyo consultados manifestaron que la semilla se encuentra igual o un 5 o 10% por encima del valor del año pasado; mientras que los agroquímicos, un - 20% y los fertilizantes, puntualmente, entre un 25 o 30% por debajo del ciclo anterior.


¿Se fertilizará más que el año pasado?

A este respecto, los especialistas fueron categóricos: “Se fertilizará más porque el año pasado prácticamente no se hizo”. Sumado a ello, se estima un aumento en la superficie sembrada con maíz de primera, y ese cultivo requiere un muy buen manejo

Herramientas de financiación

Consultados por las herramientas de financiación, los representantes de fyo admitieron que las alternativas son las mismas que el año pasado aunque las tarjetas de crédito se encuentran en niveles algo más elevados y no abundan, como sí lo hicieron el ciclo anterior, los días libres.

Al mismo tiempo, la financiación comercial está alrededor del 12% anual en dólares y, dependiendo de la herramienta en pesos, la financiación oscila entre el 24 y el 36% anual.

Recomendaciones para los productos

Por último, y de cara a una nueva campaña de maíz, los especialistas de fyo cerraron con una serie de recomendaciones:

  • Asegurarse la semilla y el resto de los insumos agrícolas con tiempo, ya que la demora en la compra podría generar un embudo en el momento de necesidad.
  • Coordinar la logística de fertilizante si es posible y buscar flexibilidad de retiro porque la situación en puerto puede verse complicada.

Es todo una cuestión de márgenes

Llega el momento de la decisión de siembra y el foco se torna alrededor de la variable determinante: los márgenes esperados por el productor. Aunque también pesan otras cuestiones, como los factores agronómicos de rotación de suelo o el clima esperado, el rol principal lo juega la rentabilidad esperada.

Durante las últimas cinco campañas del ciclo kirchnerista se verificó una caída del área sembrada del cereal. El motivo era que en el momento de siembra la proyección de rentabilidad era negativa. Para observar lo sucedido, si se toma el precio de dolor de las últimas 10 campañas y se compara con los precios promedio de la pizarra en dólares, nos encontramos con que en las últimas cinco el margen fue negativo. En este cálculo el precio de dolor surge de los costos directo de producción, de los gastos de estructura e impositivos y el costo de la tierra relevados por la revista Márgenes Agropecuarios.

Las decisiones de política económica del actual gobierno y la modificación de la estructura del mercado, en particular a través de la eliminación de los impuestos a las exportaciones y la sustitución de los registros de exportación por un esquema de declaraciones informativas, llevaron a que el precio sea un reflejo del mercado internacional. De la mano de estas medidas se observa una importante mejora en la rentabilidad esperada de la inversión agrícola en campos en arriendo, la que se encaminaba a tasas fuertemente negativas en el escenario de continuidad de la política económica llevada adelante por el anterior gobierno.

La campaña 2015/16 ya operó con los cambios en el mercado y los resultados fueron positivos. Actualmente el margen proyectado está realizado sobre la posición del Matba que al momento ronda los US$ 150.

Un análisis que es pertinente realizar es cómo fue el margen disponible por campaña. Es decir, comparar el precio de dolor con la pizarra en dólares del cereal. De aquí surge que a pesar de que la rentabilidad promedio de los ciclos anteriores fue negativa, hubo momentos donde se hubiera podido capturar los precios de dolor. La importancia de este detalle es que refleja cómo, a través del uso de herramientas de administración de precio, se puede mitigar y controlar el riesgo precio. Es decir, muestra la relevancia del cálculo del precio de dolor y la ventaja de actuar frente a éste.

Desde comienzos de año que está latente la expectativa de un incremento en el área del maíz. Esto responde en parte a la necesidad de rotación de suelos y también a la espera de mejores precios en un mercado más transparente. Si miramos la evolución del futuro Maíz Abril Matba 2017 nos encontramos con que llegó a tocar valores de US$ 180. Con estas cotizaciones los márgenes de maíz superaban ampliamente a los de otros cultivos. Estos valores han dado lugar a que se realicen ventas forwards por 3 millones de toneladas.

Pero ahora la expectativa es otra, teniendo en cuenta los factores fundamentales internacionales nos encontramos con un futuro que ronda los US$ 150. Con estas cotizaciones en la zona núcleo el maíz le gana a la soja, pero en el norte del país la situación es diferente. Además el mercado se encuentra muy cercano al precio de dolor y las variables fundamentales, con una campaña récord en Estados Unidos, tienen un tinte bajista. Es por ello que a los productores que tomen la decisión de sembrar, se les recomienda tomar posición por un 30% de su producción en los valores actuales.

Análisis de Mercado - fyo

El presente ciclo agrícola es un buen año para sembrar maíz con tecnología y una oportunidad para utilizar dosis de reposición que permitan mejorar las condiciones del suelo y hacer más eficiente la rotación. Esta conclusión surge al considerar la mejoría notable en la relación insumo – producto.

Cuando se considera la relación UREA/Maíz se ubica en 2, esto significa que se necesitarían 2 toneladas del cereal para comprar una del fertilizante. Dicha relación surge de considerar la posición del Matba Abril 2017 de maíz del -que hoy el promedio para el mes de julio ronda los US$ 150- y con un precio de referencia de UREA de 310 dólares.

De este modo si se compara con el año anterior se observa una mejora del 42%, esto significa que se necesita un cuarenta por ciento menos del producto para comprar la misma cantidad de insumos. Este descenso corresponde tanto a la sensible mejoría del precio del cereal a partir de la eliminación de los derechos a la exportación como a la caída del precio de la UREA la cual depende en gran parte del precio del petróleo. En los últimos diez años nunca se había divisado una relación tan buena de precios.

Otra relación que se sigue muy de cerca es el monoamoníaco fosforado (MAP) con el maíz por la importancia en el momento de la fertilización. Hoy en día se necesitan 3,1 toneladas del cereal para comprar una del fertilizante. Esta relación ha mejorado sensiblemente en comparación con el ciclo pasado cuando se necesitaban 4,81 toneladas del cereal para acceder a una del fertilizante. La mejora del 36% da lugar a que los manejos de los cultivos se realicen de un modo diferente que la campaña pasada.

El glifosato no es la excepción. Al considerar la posición de Abril 2017 de maíz del Matba y un precio de referencia de Glifosato de 100 litros de 250 dólares, se necesitarían 1,63 toneladas del cereal para comprar una del insumo. Dicha relación insumo - producto tan favorable no se observaba desde el año 2011. Además de las subas del maíz se ha beneficiado por la caída de los precios internos del glifosato que se redujo un 25% en el último año.

Análisis de Mercado - fyo

Al tomar la decisión de siembra es pertinente calcular un precio de presupuesto y a partir de allí un rinde de indiferencia. Para ello, se recogieron los costos directos y variables para calcular los márgenes brutos por zona. Entre los costos directos consideramos a los costos de labranzas, semilla y agroquímicos sugeridos por la revista Márgenes Agropecuarios. Mientras que en los costos variables se incluyen los gastos de comercialización y de cosecha, que van a depender de los rindes obtenidos.

Además, vale la pena destacar que los precios disparadores son los existentes en el mercado actualmente, aunque también se parametrizaron posibles bajas y en función de los factores fundamentales que afectan al mercado. Desde este análisis se refuerza la idea de tomar precio una vez que aparece el precio de presupuesto en el mercado, más teniendo en cuenta la oferta esperada.

La zona norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe es la que presenta los mayores márgenes brutos.

Sin embargo, cuando se incorporan los gastos de estructura y de arrendamiento nos encontramos con que dado el precio actual en el mercado, los rindes tienen que ser como mínimo de 90 qq/ha para tener un margen neto positivo. Este rinde de indiferencia es elevado en la región, y supera a los resultados medios de la actual campaña.

Cuando tomamos otras regiones, como el caso del sur de Entre Ríos nos encontramos con que al precio actual y al rinde que presenta la cosecha 2015/16 hasta el momento (65 qq/ha), el alquiler debería ser inferior a 10 qq de soja para poder tener un margen neto neutral con la cotización actual del Matba Mayo 17.

No sucedería lo mismo en la zona del sudeste de Buenos Aires, la que posee el segundo mayor margen bruto de las regiones bajo análisis. En este caso los rindes evidenciados actualmente son de 85 qq/ha, lo que dejaría, en caso de que se mantengan, un margen bruto de US$410 por hectárea. Sin embargo, estos rindes superan a los recogidos en el ciclo anterior donde el rinde final de la región rondó en las 74 qq/ha.

En el caso del sudoeste de Buenos Aires el rinde promedio de los dos últimos años es de 67 qq/ha. Bajo este número con los precios actuales nos encontraríamos frente a un margen bruto de US$ 260.

En el oeste de la provincia de Buenos Aires el rinde promedio de las últimas dos campañas fue de 87 qq/ha. Con este resultado, el margen bruto proyectado es de US$ 257. Estas regiones poseen una incidencia mayor de los costos variables, que llegan al 25% del margen bruto, por la incidencia de los costos de flete.


Finalmente, para la zona sur de Córdoba el rinde promedio de las últimas dos campañas es de 84 qq/ha. Con este número y dado el precio actual del Matba se obtendría un beneficio bruto de US$ 310.



Análisis de Mercado - fyo