CLIMA
Rosario
sábado 16
Estado clima
19° | 30°

Chaparrones

domingo 17
Estado clima
17° | 31°

Nublado parcial

lunes 18
Estado clima
17° | 31°

Nublado parcial

Administración de hacienda

informe

Emergencia y desastre agropecuario

Diferir y/ o eximir el pago de impuestos en el orden provincial y nacional, es una alternativa que contribuye a recomponer en parte la situación económica del sector afectado.

Por CPN Alejandro Larroude* | Globaltecnos S.A. - Barrero & Larroudé

Actualmente son numerosos los partidos de distintas provincias que se encuentran en situación de anegamiento por el exceso hídrico. Ello afecta directamente a la producción y consecuentemente al resultado de la empresa.

Ante este tipo de situaciones el productor debe saber que el otorgamiento de los certificados correspondientes de emergencia o de desastre, serán la prueba documental necesaria para tributar en forma diferida o llegado el caso, si se cuenta con zona declarada de desastre, quedar eximido de tributos.

Cuando el productor tenga su actividad en una zona declarada de emergencia, significa que está afectado en la producción o capacidad de producción en por lo menos el 50% de su capacidad. Es ante esta situación que diferirá el pago de tributos.

Cuando el productor tenga su actividad en una zona declarada de desastre agropecuario, significa que está afectado en la producción o capacidad de producción en por lo menos el 80%, por lo que quedará eximido del pago de tributos.

Por lo tanto es recomendable al efecto de evitar pérdidas de tiempo en el trámite de solicitud, que en las inscripciones ante los organismos de contralor fiscal nacional y provincial se encuentre la actividad agropecuaria declarada como actividad principal.

Cumplido este requisito, el productor debe solicitar el certificado que acredite el estado de emergencia o de desastre ante el Ministerio de Asuntos Agrarios. En la práctica, cada productor deberá dirigirse a la municipalidad que corresponda de acuerdo a la ubicación donde se encuentre el inmueble rural.

Aprobada la solicitud del certificado y obtenido el porcentaje correspondiente, el productor tendrá algunos beneficios a nivel provincial y nacional, en cuanto al pago de los tributos correspondientes. Enunciamos algunos beneficios generales, sin pretender agotar los que enuncian las distintas provincias y la Nación, ante estas situaciones que dificultan gravemente la evolución de la producción y el cumplimiento de las obligaciones fiscales:

a) Prórroga del pago del impuesto a las ganancias, bienes personales y ganancia mínima presunta, cuyos vencimientos operen en el período de vigencia de la norma.

b) La prórroga en el pago de los tributos no genera actualización de deuda original.

c) Prórroga en el pago de los recursos de la seguridad social.

d) Prórroga del pago del Régimen Simplificado.

e) Eximición de los impuestos sobre los bienes personales y de ganancia mínima presunta.

f) Deducible el 100% de las utilidades por ventas forzosas de hacienda bovina, ovina, caprina y porcina, del impuesto a las ganancias.

g) Suspensión de juicios ejecutivos fiscales mientras dure la emergencia.

h) Prórroga del impuesto inmobiliario rural.(emergencia Pcia BA)

i) Prórroga de la Red Vial Municipal.(emergencia Pcia BA)

j) Prórroga del pago de créditos obtenidos en el Bco Pcia. de Bs As. (emergencia Pcia BA)

k) Eximición de impuesto inmobiliario rural. (desastre Pcia BA)

l) Disminución de la tasa de interés por créditos obtenidos en el Bco. Pcia. de BA. (desastre Pcia. BA)

m) Suspensión por juicios fiscales por 180 días posteriores al vencimiento del estado de desastre agropecuario.

El certificado de emergencia o desastre agropecuario es una alternativa que bien puede contemplarse como paliativo ante la incidencia de acontecimientos que repercuten directamente en el rendimiento de la producción.

No obstante aunque el inmueble en el que desarrolla la actividad, no se encuentre con los porcentajes mínimos de emergencia y /o desastre, sería conveniente que igualmente el productor solicite el certificado, al efecto de tener una prueba documental al momento de la presentación de la declaración jurada del impuesto a las ganancias y de esta manera poder demostrar la baja producción ocurrida en ese período.

* al@barrero-larroude.com.ar Socio - Consultora B & L Colaboración: Dr. Eliseo Segura

En la Provincia de Buenos Aires se deberá tener en cuenta lo siguiente:

Los productores agropecuarios damnificados tienen que interponer una denuncia de daños, con los porcentuales de inundación, que tiene el carácter de declaración jurada.La presentación debe hacerse en el Municipio, y éste -posteriormente- lo eleva al Ministerio de Asuntos Agrarios provincial (conforme lo establece la Ley Provincial Nro. 10.390).

El “certificado de constatación de Daños”, en el caso de Productores Agropecuarios de la Provincia, lo expide la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario (CEDABA), y con este acto administrativo, se deberán tramitar los beneficios impositivos Provinciales (ARBA), Nacionales (Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios, creado por la Ley 26509), y Municipales (Comisión Local de Emergencia Agropecuaria).

La Emergencia o Desastre Agropecuario debe ser declarado por cada Provincia, en forma previa, y deberá contener la zona geográfica afectada (Partido o Municipios), y el plazo. Expresamente estipula el Art. 6 de la Ley 26509, Norma a la que está adherida la Provincia de Buenos Aires: “Los estados de emergencia agropecuaria o zona de desastre deberán ser declarados previamente por la provincia afectada, que deberá solicitar ante la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, la adopción de igual decisión en el orden nacional, debiendo ésta expedirse en un plazo no mayor de veinte (20) días”. El Decreto reglamentario es el Nro. 1712/2009, y el manual operativo, o instructivo de presentación ha sido promulgado por la Resolución Nro. 194 del año 2012, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Debe mencionarse también que la CEDABA es quien propone al Poder Ejecutivo Provincial la declaración de zona de emergencia o desastre agropecuario, y éste lo establece mediante Decreto. Hasta ahora esto no ha sucedido, pese a las manifestaciones públicas del Gobernador, en este sentido. Sin perjuicio de ello, señala la norma provincial (Arts. 5 y 6 de la Ley 10.390) establece otra alternativa jurídica: Si el fenómeno afectara a un reducido número de explotaciones agropecuarias, la CEDABA podrá proponer –previa verificación- la declaración de emergencia, con carácter individual, dictado por Resolución del Ministerio de Asuntos Agrarios del Estado Provincial.

Requisitos para acogerse a estos beneficios:

i) No tener deuda tributaria;

ii) La zona afectada no debe está asegurada para este tipo de contingencias climatológicas;

iii) Ser un campo apto para la explotación agropecuaria;

iv) No haber hecho obras de carácter hidráulicas clandestinas.

v) Estar registrado con la actividad principal de producción agropecuaria

¡ENVIÁ TU COMENTARIO!

Comentar en foro