En 2011 habrá más protección oficial para Aerolíneas y nuevos aumentos de tarifas

El mercado aerocomercial local seguirá atado a las decisiones del Gobierno de privilegiar a la aerolínea de bandera e impedir el ingreso de nuevos competidores.

23deDiciembrede2010a las08:06

Nuevas subas de tarifas para los vuelos de cabotaje, mayor presión contra las aerolíneas privadas para favorecer las operaciones de Aerolíneas Argentinas y la continuidad de los conflictos gremiales marcan los puntos salientes del panorama que los expertos del sector esperan para el mercado aerocomercial argentino durante el año próximo. De hecho, el 2010 cierra con una protesta sindical contra la filial argentina de LAN, con la decisión del Gobierno de favorecer a Aerolíneas en el uso de las mangas de embarque del Aeroparque metropolitano y con un grupo de compañías aéreas que decidieron recurrir a la Justicia para poder ofrecer vuelos de cabotaje y regionales. En este grupo se destacan Aerovip, del empresario Carlos Ávila; y Air Pampas, propiedad del ejecutivo español Antonio Mata.

Esta conjunción de problemas se da en un marco de fuerte crecimiento del tráfico de pasajeros que arriban al país. De hecho, Aeropuertos Argentina 2000, que opera 32 terminales aéreas en el país, estima que en 2011 el incremento llegará al 8% con relación a este año.

Para las empresas, el escenario positivo solamente podría ser aprovechado por Aerolíneas Argentinas, que ya controla el 70% de los vuelos internos, gracias a la política de protección que se le brinda a la compañía estatal desde el Gobierno.

“A toda costa, las autoridades buscan cómo reducir el déficit de Aerolíneas que pierde más de u$s 300 millones por año”, advierten voceros de competidoras privados de la aerolínea de bandera. Y advierten que la falta de reglas claras para competir y los constantes cambios en las interpretaciones de las normas que rigen el mercado aerocomercial podría frenar los futuros planes de inversión de las aerolíneas privadas.

No se trata de la misma visión que tienen en los sindicatos cercanos a la gestión de Mariano Recalde, titular de Aerolíneas Argentinas. “Las políticas para el sector deben ser claras y acabar con que cualquier aerolínea pueda venir sin inversión”, dijo Edgardo Llano, titular de APA.

Por su parte, el diputado Ariel Basteiro indicó que “la política aerocomercial actual abandona la búsqueda del lucro como único objetivo y se orienta a la inclusión y al desarrollo sostenido de todas las regiones del país, objetivo que tuvo un impulso fundamental con la recuperación de Aerolíneas”.

Pero quienes cuestionan las medidas oficiales insisten en que el mercado sufre hoy una situación de deterioro motivado por la pésima prestación de servicios de Aerolíneas y Austral, una conflictividad gremial que toma a los pasajeros como rehén y una deficiente gestión del ente regulador y de control de la actividad aérea, la A.N.A.C.

De hecho, también advierten que este organismo favorece las proyecciones internacionales de Aerolíneas, en especial porque la política económica de dólar quieto e inflación alta facilita el crecimiento de los vuelos al exterior, principalmente a los mercados regionales.

Es que en esta banda, las tarifas son libres y la estrategia comercial de Aerolíneas y Austral es competir fuerte en los vuelos al exterior con las compañías aéreas internacionales. Un ejemplo es el uso de Aeroparque para los vuelos regionales a Brasil, Paraguay y Chile, algo que también pueden realizar LAN y las brasileñas GOL y TAM, pero que no reciben un trato igualitario en el uso de la infraestructura de la terminal.

En cuanto a las tarifas para los vuelos de cabotaje, tanto las fuentes privadas como las oficiales coinciden en que se mantendrán los aumentos. La última suba fue en septiembre del orden del 15%. Para 2011, las empresas aseguran que la Secretaría de Transporte de la Nación autorizará

Temas en esta nota

    Cargando...