Peligrosa semana seca

La oferta de agua en la mayor parte de las zonas agrícolas principales del país sigue siendo exigua.

27deDiciembrede2010a las16:04

Es decir las zonas que entre el viernes y sábado fueron beneficiadas por 20 milímetros de lluvia, luego de jornadas con gran exigencia térmica, apenas ostentan un nivel de humedad que se aparta ligeramente del estado de sequía. La situación es comprometida y no encuentra en el tránsito de esta semana un alivio que pueda considerarse destacado.

Una nueva semana que se presenta con condiciones muy cálidas y con escasas precipitaciones en toda la región pampeana y noreste del país. La fuerte presencia de un sistema de alta presión en toda la estructura vertical de la atmósfera genera condiciones muy estables al tiempo que bloquea el libre ingreso de humedad a todo ese sector del país. Por esta razón, la humedad en las capas bajas de la atmósfera queda concentrada sobre el noroeste argentino, avanzando hacia el sur, sobre la región de Cuyo, y inclusive hasta la zona norte de la Patagonia.

Durante el resto del lunes, el centro de alta presión dominará prácticamente toda la extensión del territorio nacional en todos los niveles de la atmósfera, provocando condiciones estables en todo el país. Sólo en la zona del noroeste argentino, pueden generarse algunas precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas aisladas, especialmente sobre las provincias de Salta y Tucumán. Mientras tanto, sobre el norte de Río Negro y el extremo sur de la provincia de Buenos Aires, se prevé el avance de un débil sistema frontal frío. Este frente, no desarrollará precipitaciones significativas debido al escaso contenido de humedad en las capas medias y bajas de la atmósfera, además de que se verá bloqueado en su avance por el intenso sistema anticiclónico que dominará la zona central y norte del país. De todas maneras, la presencia del frente, provocará un significativo incremento de la cobertura nubosa, generando una importante disminución de la radiación solar lo que puede provocar un leve descenso de los registros térmicos sobre el sur de Buenos Aires y norte de Río Negro.

El martes, se mantendrá el débil sistema frontal frío avanzando muy lentamente sobre el sur de la provincia de Buenos Aires, pero seguirá bloqueado por el importante sistema de alta presión antes mencionado. Por lo que las condiciones inestables se mantendrán sobre el sur de Buenos Aires y el norte de Río Negro, pudiendo registrarse sobre esa zona, algunas precipitaciones en forma aislada. Por otra parte, sobre el noroeste argentino y la región de Cuyo, se mantendrán las condiciones inestables, dado que sobre esa zona continuará ingresando humedad desde Bolivia y Paraguay. Esta humedad y los altos registros térmicos esperados para la zona, pueden generar en horas de la tarde y noche, precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas aisladas. Por último, en la región patagónica, las condiciones también serán estables, previéndose escasa nubosidad y altos registros térmicos.

El miércoles, si bien la situación no cambia significativamente, la estructura vertical de la atmósfera comenzará a presentar algunos cambios relevantes. Sobre el océano Pacífico, en los niveles medios y altos de la atmósfera y a la altura de la región de Cuyo, comenzará a aproximarse un centro ciclónico que traerá aparejado condiciones más inestables y de manera más organizada. Esta estructura vertical, ayuda a la inestabilidad térmica presentada durante el lunes y martes, por lo que las precipitaciones esperadas para el miércoles serán más generalizadas y de mayor intensidad sobre la región de Cuyo y en especial sobre la provincia de Mendoza, donde no se descarta la posible caída de granizo. En el resto del país, las condiciones se mantienen sin cambios, el débil sistema frontal frío seguirá totalmente bloqueado sobre el norte patagónico y el sur de la región pampeana, generando allí condiciones inestable

Temas en esta nota

    Cargando...