La soja marcó u$s 510, un nuevo récord impulsado por el calor y la sequía local

La escasez de lluvias y las altas temperaturas que afectan a la zona productiva local llevaron a la cotización internacional a un nuevo máximo en los últimos 28 meses.

Por
28deDiciembrede2010a las07:41

Los futuros de la soja en Chicago quebraron ayer un nuevo máximo para los últimos 28 meses, al subir 1,8% frente al cierre previo. Así las posiciones marzo y mayo –cuando estará disponible la zafra de América del Sur– cerraron en u$s 508 y u$s 510 la tonelada, respectivamente.

Pero esta vez no es una buena noticia para la Argentina. Es que el alza en el principal producto primario de exportación se impulsa por el clima adverso en la zona productiva local, lo que derivaría en menores rindes y una caída de entre 10% y 20% en la producción final de oleaginosa, con lo que habría a partir de mayo entre 48 millones y 43 millones de toneladas.

El calor y la escasez de lluvias complican la campaña gruesa desde el mes pasado. Con un déficit de lluvias calculado en más del 70% para la región sojera, todavía la siembra de soja cubrió el 75% del área prevista, que fue reducida de casi 19 millones de hectáreas a 18,5 millones de acuerdo con la última previsión de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Y el panorama para las próximas semanas no es alentador. No se esperan cambios para las próximas jornadas, consideradas clave.

Con el efecto La Niña mostrando su crudeza en América del sur, los inversores y fondos especulativos se volcaron al mercado de commodities agrícolas para hacerse de posiciones, sobre todos las que marcan el inicio de la disponibilidad de la cosecha en Brasil (marzo) y en la Argentina (mayo).

La preocupación por el clima en ambos países, que juntos superan a EE.UU. como productores y exportadores del complejo oleaginoso, hizo que los fundamentals agropecuarios (clima seco) pesaron más para los inversores y fondos especulativos que la suba de la tasa de interés de China, que con sus intentos por contener la inflación ya había impactado este año de forma negativa en las cotizaciones de la soja y el maíz en Chicago.

“El clima caluroso y seco en los próximos 10 días agravará las condiciones que retardan el crecimiento de la soja y el maíz en Argentina, sobre todo las plantas que se estaban reproduciendo”, sostuvo ayer un informe de la consultora World Weather.

El temor se agudizó porque el sur de Brasil también está padeciendo clima seco y caluroso, lo que derivaría en que no pueda plantarse el 20% del área prevista para sembrar con soja en esta campaña.

Con esos datos, los contratos en Chicago terminaron con alzas de 1,8%. La posición mayo superó los u$s 510 la tonelada, el mayor valor desde el 1º agosto de 2008, cuando terminaba el raid alcista que ese año hizo que la soja llegara a su máximo histórico de u$s 609 por tonelada.

La oleaginosa ha subido el 53 por ciento desde fines de junio porque la demanda de China se disparó y el tiempo caluroso y seco redujo los rendimientos en Estados Unidos.

La mejora externa se reflejó de lleno en los negocios locales. La soja disponible ganó 1,6% y cerró, según la Bolsa de Comercio de Rosario, a $ 1.420 la tonelada, un nuevo máximo histórico para el producto. Pero, los compradores llegaron a pagar hasta $ 1.460 la tonelada. A ese precio, se relevaron negocios por 10.000 toneladas.

La soja de la próxima cosecha también se movió en máximos históricos. Por la entrega a mayo un solo exportador ofreció pagar u$s 345 la tonelada, lo que generó negocios por 2.000 toneladas. Hubo rumores de que se pagaron precios más alto por fuera del recinto.

En tanto, los futuros del Rofex cotizaron a u$s 347 por tonelada para mayo y u$s 350,1 para julio.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...