Transportistas bloquearon dos plantas de acopio de granoscolor

Las instalaciones de una cooperativa de Santa Fe estuvieron paralizadas diez días.

Por
29deDiciembrede2010a las07:16

El conflicto por el transporte de granos, que viene enfrentando a productores con centros de transportistas que pretenden monopolizar el control de las cargas, sumó un nuevo capítulo. Durante diez días, dos plantas de acopio de granos de la cooperativa Guillermo Lehmann, una organización de productores con más de 5000 asociados, permanecieron bloqueadas en Pilar y en Rafaela, Santa Fe, por transportistas que exigían el manejo de la carga. Por orden judicial, el bloqueo se levantó el jueves pasado, pero activistas vinculados con la Asociación de Autotransporte de Carga de Rafaela, impulsora del bloqueo, todavía permanecen al costado de las instalaciones.

"Hoy [por ayer] siguen al costado de las plantas, con pancartas, prendiendo gomas", expresó a La Nacion Gonzalo Turri, gerente del área de cereales de la cooperativa. Según Turri, el grupo que continúa al costado de la planta de Pilar, sede central de la cooperativa, está conformado por unas 12 a 15 personas, mientras que en Rafaela, a unos 40 kilómetros de distancia, son cuatro transportistas. En ambos casos, están presentes con camiones y en el lugar hay presencia policial.

Estos episodios se suman a amenazas que afrontaron en el último tiempo productores en Azul y en Bragado, también por el transporte de granos.

Si bien estalló la semana pasada, el conflicto en Santa Fe se remonta a noviembre pasado. En ese momento, luego de haber creado la Asociación de Autotransportistas de Carga de Rafaela, que agrupa a los dueños de camiones y está presidida por Esteban Podio, un grupo de transportistas solicitó una reunión a la cooperativa y allí reclamó que la entidad le cediera el control de la carga. La respuesta fue categórica. "Les dijimos que era imposible acceder a ese pedido porque no tenía sustento legal, lo prohíbe nuestro estatuto y porque hay libertad total para la contratación de la carga", señaló Turri.

Entre sus dos plantas cerealeras, la cooperativa hoy tiene una capacidad de acopio de 50.000 toneladas, pero su operatoria alcanza a más de 150.000 toneladas. Pese a que quienes hicieron el bloqueo reclamaban el manejo de la carga de granos, entre sus planes también figuraría controlar el transporte de carne y leche. De hecho, la cooperativa tiene 12 locales de remate feria de hacienda y comercializó más de 187.000 cabezas de ganado vacuno.

Perjuicios
El bloqueo a las plantas representó un trastorno para la actividad de la cooperativa. "No pudimos realizar remates feria, hacer la operatoria normal de acopio, fabricar alimentos balanceados y tampoco hacer la entrega de insumos", comentó el gerente del área de cereales de esta entidad, que hizo una presentación judicial por coacción y usurpación. Tras el fin del bloqueo, que sobrevino luego de una disposición del juez de Instrucción de la Primera Nominación de los Tribunales de Rafaela, Carlos Stegmayer, la cooperativa está buscando retomar la normalidad en la operatoria de granos. Según Turri, la entidad está tratando de hacer esto "por la vía del diálogo directo con los transportistas".

En medio del conflicto, el Consejo Asesor Regional Santa Fe de Coninagro, entidad a la que a su vez está adherida la cooperativa, manifestó su rechazo a la metodología de los activistas y pidió al gobierno provincial la aplicación de la "ley de leyes, que es la Constitución Nacional".

Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...