Los pronósticos económicos para 2011 ya toman nota de La Niña

Según la consultora E&R, el fisco podría perder 3 mil millones de pesos si cae la producción de soja.

Por
29deDiciembrede2010a las10:46

Si bien formó parte de todos los pronósticos previos al inicio de la campaña de granos gruesos, el impacto del fenómeno climático conocido como La Niña comienza a tomar cuerpo en el agro. La preocupación por el impacto que la escasez de lluvias tendrá en los rendimientos de maíz y soja disparó los precios en el mercado internacional.

El complejo oleaginoso, fundamentalmente, tiene un peso decisivo en el comercio exterior argentino. Influye tanto en el balance de pagos como en la recaudación fiscal. En este último caso, con efecto directo en las cuentas de las provincias a partir de la creación, en 2009, del Fondo Federal Solidario, que se integra con el 30% de los derechos de exportación de soja y derivados.

Un informe de la consultora Economía & Regiones realizó una estimación del impacto fiscal que tendría para el gobierno nacional y los Estados provinciales la profundización de una situación climática marcada por La Niña. En tres escenarios: bajo, medio y alto. En el primer caso, la pérdida de producción se compensa con la suba de precios y, en los otros dos, se establecen niveles de pérdidas de recaudación por retenciones de entre 1.200 millones de pesos y 3 mil millones de pesos.

Estas estimaciones corresponden a la cadena sojera y se circunscriben a su efecto tributario. En el ciclo 2008/2009, la caída de volúmenes producidos en todos los rubros agropecuarios como consecuencia de la sequía aportó mucho a la recesión.

La situación no es exactamente igual pero si La Niña se consolida como fenómeno negativo para la producción, será un factor de riesgo para la economía que viene. E&R explicó que el proyecto de presupuesto nacional 2011 estimaba ingresos por 24.362 millones de pesos en concepto de retenciones, de los cuales 7.308 millones de pesos integrarían el fondo sojero a repartir en las provincias. Pero estimó que, como todo el cálculo, esas cifras estaban subestimadas. En consecuencia, realizó su propio cálculo, en base a una producción de 52 millones de toneladas de soja y exportaciones por 49,4 millones de toneladas, que ingresaban 24 mil millones de dólares y generaban ingresos fiscales por retenciones de 7.600 millones de dólares (30.915 millones de pesos). De los cuales, 9.274 millones de pesos se “coparticiparían” por el fondo sojero.

La consultora sacó estas proyecciones en base al informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda), los precios de Chicago al 22 de diciembre y un tipo de cambio de 4,09 pesos por dólar. Apoyándose en proyecciones de ese organismo y de la consultora alemana Oil World, analizó, sobre una estimación de cosecha de 52 millones de toneladas, los efectos de tres niveles de pérdidas de producción: 4 millones de toneladas; 6,5 millones de toneladas y 9 millones de toneladas.

En el primer caso, estimó que la merma productiva sería sobrecompensada por la suba de precios, subiendo la recaudación por retenciones en 550.336 dólares. En los otros dos escenarios, las pérdidas de ingresos fiscales ascenderían a 1.200 millones de pesos y 3 mil millones de pesos, respectivamente, lo cual significaría recortes al fondo sojero de 359 millones de pesos a 883 millones de pesos.

Desalojo

La Federación Agraria Argentina denunció que la policía de Entre Ríos intenta desalojar a 50 familias de pequeños productores que trabajan los campos de “El Quebracho”, en la localidad de Santa Elena, Entre Ríos. “Se trata de pastajeros que obtuvieron la tierra en arriendo por parte del propio gobierno de Entre Ríos”, afirmó Omar Príncipe, secretario gremial de FAA.

Temas en esta nota

    Cargando...