Obreros despedidos de Sancor bloquean centro de distribución en Don Torcuato

Desde las 8 de la mañana de hoy, trabajadores despedidos de Sancor Rosario, acompañados por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), bloquean el ingreso y egreso de camiones frente al mayor centro distribuidor de la firma láctea ubicado en la ruta Panamericana, en Don Torcuato, Buenos Aires.

Por
30deDiciembrede2010a las15:34

También ratificaron que el domingo próximo cortarán el puente Rosario-Victoria, por donde pasará la caravana del rally Dakar, si sus reclamos no son escuchados, según confirmó a lacapital.com.ar el gremialista Federico Chappel.

La medida, que en principio está planteada por 12 horas (hasta las 20 de hoy)  se da ante la negativa de la empresa a cumplir con el acuerdo alcanzado el 18 de noviembre en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, con cuyo cumplimiento se destrababa el conflicto que ya lleva cuatro meses. Además, los obreros buscan "una intervención seria y contundente del Ministerio de Trabajo de la Nación en esta persecución político-gremial que se da en Sancor".

"Ante la intransigencia de la empresa Sancor, que tras un mes de negociaciones en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe se retiró de la mesa cuando sólo faltaba sellar el acuerdo", los empleados rosarinos de la empresa instalaron hace instantes y en compañía de la CTA una protesta en el acceso al Centro de Distribución Acceso Norte (Cedan), en el Km 25.500 de la Panamericana, el epicentro de abastecimiento de Sancor en todo el país.

"La protesta en Capital Federal busca nacionalizar el conflicto para lograr un encuentro con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y autoridades de Santa Fe, quienes tienen todas las herramientas para presionar políticamente a Sancor. Está claro que esto no se resuelve sólo con herramientas administrativas. Los problemas de índole político se resuelven con voluntad y acción política", consideraron los obreros lácteos.

La reacción se da luego de que la empresa pusiera como condición para el diálogo que los cinco primeros despedidos abandonen toda vía de acción legal, cuando desde el principio de la negociación Sancor se esforzó en separar los casos judicializados de los otros 6 que seguían la vía administrativa.

El 17 de mayo, Sancor despidió a 5 activistas gremiales en Rosario que "desde 2006 venían denunciando que Sancor iba a cerrar el Centro de Distribución Rosario, como lo hizo con otra decena a nivel país", denunciaron los trabajadores en conflicto. La empresa violó sucesivas disposiciones ministeriales que la obligaban a reincorporar a los despedidos. A inicios de septiembre fueron despedidos otros 6 obreros de una contratista dependiente de Sancor, también activistas gremiales. Ante la profundización de las medidas patronales, los obreros votaron ir al paro.

Las negociaciones con Sancor se retomaron a mediados de noviembre, tras dos meses de paro y un mes de piquete. Durante alrededor de 30 días, los empleados levantaron el piquete por estar abierta la negociación en la cartera provincial. Cuando ya estaba acordado que la reubicación de 4 de los 11 despedidos destrababa el conflicto, Sancor pateó el tablero ante la mirada atónita de las autoridades ministeriales. Luego de dar el portazo, Sancor envío a sus trabajadores citaciones a trabajar en la ciudad de Gálvez, a 135 km de Rosario, adelantando "el cese definitivo de las actividades" en el depósito local.

En la audiencia realizada ayer en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, la empresa láctea puso como condición para cumplir el acuerdo del 18 de noviembre que los obreros que iniciaron causa judicial la dejen sin efecto.

Temas en esta nota

    Cargando...