Reclaman para el agro una política de Estado a largo plazo

Cuatro ex secretarios de Agricultura de distintos gobiernos y de diferentes partidos políticos presentaron ayer lo que consideran que son los lineamientos de las políticas de Estado que le permitirían al país crecer con mayor producción y exportación de granos, con un efecto multiplicador en la mano de obra.

14deJuliode2011a las09:24

"Si hubiéramos crecido con políticas menos discriminatorias hacia el sector agropecuario, hoy podríamos estar exportando unos 8000 millones de dólares más por año, sólo en productos agrícolas", señalaron los ex funcionarios, al presentar ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario el documento "La agroindustria para el desarrollo argentino: aportes para una política de Estado".

Con un espíritu similar al grupo conformado por ocho ex secretarios de Energía (que en conjunto consensuaron documentos críticos sobre la situación energética del país), los ex funcionarios de Agricultura Lucio Reca (en la gestión de Raúl Alfonsín), Marcelo Regúnaga (Carlos Menem y Fernando de la Rúa), Jesús Leguiza (Adolfo Rodríguez Saá) y Rafael Delpech (Eduardo Duhalde) dijeron que sus objetivos son "políticas de Estado a mediano y largo plazo". Coinciden con los especialistas en energía en que se trata de dos sectores clave para la economía argentina y de "altísimo potencial de crecimiento" en los próximos años.

En la presentación, los ex funcionarios lanzaron duras críticas al Plan Estratégico Agroalimentario (PEA) presentado por el gobierno nacional hace exactamente dos meses. Marcelo Regúnaga fustigó que el PEA se haga de arriba hacia abajo. "Es todo al revés de cómo se encara la creación de un plan estratégico", apuntó.

Impacto negativo
Los ex secretarios señalaron que, de no modificarse algunos ejes que plantean en el documento, fundamentalmente los relacionados con la intervención estatal en la comercialización de granos, la producción granaria podría crecer menos de la mitad de los 50 millones de toneladas adicionales -a las 100 millones actuales- que prevén distintos análisis prospectivos.

Los ex funcionarios explicaron que en lugar de los 20.000 millones de dólares anuales más que podrían ingresar en el país, esa cifra se vería reducida a unos 8000 millones de dólares.

Regúnaga resaltó que ese crecimiento del 50 por ciento en la producción de granos generaría el triple de puestos de trabajo que los que hoy tiene toda la cadena automotriz en el país. Se crearían, estimó, 240.000 puestos nuevos en la próxima década.

Los ex funcionarios explicaron que el documento es el resultado de una "reflexión" que iniciaron en septiembre de 2010 hasta junio pasado. Aclararon que no se trata de un lanzamiento a la arena política de ninguno de ellos, sino de provocar la discusión "para llegar a una visión de la Argentina en su conjunto y no sólo del sector agropecuario".

En el documento plantean la reducción gradual de las retenciones a las exportaciones hasta su eliminación, compensando de forma parcial la disminución de la recaudación fiscal con un anticipo del impuesto a las ganancias.

Por su parte, Rafael Delpech rechazó la argumentación del Gobierno sobre la inviabilidad de esta variante debido a la evasión en el sector: "Si en el sector hay evasión es porque la AFIP no hace bien su trabajo, ya que la producción agropecuaria es una fábrica a cielo abierto".

LOS PUNTOS PRINCIPALES

  • Promover el crecimiento de la capacidad de almacenamiento de granos mediante el financiamiento a largo plazo. Estimaron que se requiere una inversión anual de 100 a 200 millones de dólares.
  • Mayor inversión pública en investigación y desarrollo. También, promover la participación del sector privado.
  • Respeto de la propiedad intelectual de las innovaciones en el sector.
  • Menor intervención del Estado en la comercialización de productos agropecuarios.

Temas en esta nota