Mercados desinflados: ahora la Fed dice que no hará falta más estímulo

Un día después de alentar esperanzas de mayor estímulo, el jefe de la Reserva Federal se desdijo. En Europa, desacuerdos entre el FMI y la UE también impulsaron bajas.

Por
15deJuliode2011a las07:58

Ayer dijo una cosa, hoy otra. Al menos ésa fue la lectura que hicieron los inversores de las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Ben Bernanke, ante los legisladores norteamericanos. El número uno de la autoridad monetaria aseguró que la Fed no está considerando embarcarse en una tercera iniciativa de estímulo monetario, y con sus palabras desinfló las expectativas que había generado el día anterior en un mercado hiper sensible a las declaraciones de autoridades de ambos lados del Atlántico.

Como resultado, el Dow Jones cayó 0,4% y el S&P500 retrocedió 0,7%, a pesar de datos alentadores respecto al mercado de empleo. El S&P tocó su nivel más bajo en el mes. Por su parte, el índice FTSEurofirst 300 de acciones europeas cerró con una pérdida del 0,8% luego de que se conocieran nuevos desacuerdos entre las autoridades europeas y el FMI respecto a un segundo rescate para Grecia. La bolsa porteña perdió 1,6%.
“No estamos preparados para tomar nuevas medidas en este momento”, dijo Bernanke en el Senado de los Estados Unidos, en respuesta a quejas de legisladores demócratas que hacían hincapié en la debilidad de la recuperación económica de ese país.

El número uno de la Fed no descartó la posibilidad de una tercera ronda de quantitative easing, porque “tenemos que tener todas las opciones en la mesa”, pero afirmó que prefiere ver si se confirma el esperado rebote de la economía estadounidense en el segundo semestre, además de seguir de cerca a la inflación. “Los niveles de inflación están cerca de nuestra meta”, dijo al argumentar en contra de un aumento del estímulo monetario.
Bernanke alteró así las expectativas que él mismo había generado el día anterior, cuando pareció dejar la puerta abierta para una nueva ronda de política monetaria expansiva, quizás en contra de sus propios deseos.

Los dichos de Bernanke beneficiaron también al dólar, que se apreció respecto del euro. La divisa europea cotizó ayer a u$s 1,41 por unidad.
“El mercado sobredimensionó los comentarios del presidente de la Fed del día previo”, comentó a Bloomberg Michael Gapen, economista de Barclays Capital de Estados Unidos.

“Seguimos observando una elevada sensibilidad de los operadores a los headlines, los cuales disparan repentinos cambios de humor”, coincidió el Estudio Ber de Argentina en su comentario del cierre de ayer.
“Mientras el panorama global no se aclare, toda recomposición de los ánimos debe ser considerada como efímera”, advirtió.

Temas en esta nota