Moreno autorizó aumentos a casi treinta marcas y subas de hasta 10% en alimentos

Los ajustes más importantes le corresponden a vinos, panes y golosinas. También habrá subas en la Coca Cola, la yerba mate y artículos de tocador.

Por
15deJuliode2011a las08:10

Contra los pronósticos empresarios y las confirmaciones que habían llegado de su propia boca a los hombres de negocios, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aflojó el corset que ciñe sobre los precios de los productos que se venden en las góndolas de los grandes supermercados. Así, en la primera quincena de julio no sólo autorizó subas máximas de entre un 9% y un 9,9% (el límite autoimpuesto para los productos más sofisticados), sino que le permitió retocar sus valores a unas 30 marcas en tan sólo 10 días.
El mes pasado, en cambio, el mismo funcionario le otorgó en 15 días autorizaciones para retocar sus precios a menos de una decena de marcas, de acuerdo con un relevamiento de El Cronista entre empresas de trato cotidiano con Moreno. Y en la mayoría de los casos correspondió a firmas de electrodomésticos o artículos para el hogar y no a marcas de alimentos, cuyas variaciones de precio son más sensibles para los bolsillos.
El argumento para cercenar las subas fue la proximidad de las elecciones presidenciales, que se realizarán en octubre. Sin embargo, los reclamos empresariales torcieron el rumbo de esa decisión.
Una vez más en julio, Moreno puso en marcha el plan que implementó en 2006 y le otorgó relativo éxito: dividió el universo de productos en masivos, selectivos y premium y otorgó autorizaciones de aumentos diferenciadas para cada escalón.
Desde hoy, por caso, entrarán en vigencia nuevos valores para Procter & Gamble, dueña de marcas como Pantene, Gillette, Pampers y Eukanuba, desde un 3,5% y un 9 por ciento.
Un ajuste similar aplicarán las yerbas Amanda y Romance.

Subas dulces
Los amantes del dulce de leche también notarán los cambios en las pizarras. La marca San Ignacio, oriunda de Rosario, podrá aplicar en los próximos días subas desde un 3,5% para sus productos más populares; de un 7% para los intermedios y más de un 8% en los más onerosos.

Mientras que La Suipachense, otra productora del tradicional lácteo argentino, podrá retocar sus valores hasta un 4%, de acuerdo con la última autorización de Moreno.
Las subas más importantes le corresponderán al Grupo Peñaflor, cuyas naves insignias son Trapiche, Santa Ana y Michel Torino, con retoques de hasta un 9,9 por ciento. Y un escalón abajo, con subas de hasta un 9,5% en el caso de los productos premium, se ubica General Mills, dueña de las barras de cereal Nature Valley, los helados Häagen Dazs y La Salteña.

Entre las fabricantes de pan lactal, podrán aumentar sus precios Bimbo y Fargo, entre un 2% y un 8%. Y desde el lunes será el turno de la fabricante de bebidas Coca Cola, si bien las subas no podrán ir mucho más allá del 5%, y de Molinos, dueña de Granja del Sol, Luchetti, Gallo y Blancaflor, entre muchas otras.

La estrategia de Moreno, que tras varias años tiene bien aceitada, es controlar mediante autorizaciones e inspectores los valores en supermercados de primera línea como Carrefour, Coto, Wal Mart, Día, Vea y Jumbo, entre otros. Si bien quedan fuera de su alcance las pizarras de almacenes, tiendas de proximidad y chinos, cuenta con que los valores en las grandes góndolas marquen una referencia al resto.
Los aumentos que autoriza el funcionario, además, tienen otra particularidad: su sumatoria a fin de año suele ser similar a la inflación que arrojan las consultoras, por encima del Indec.

Por Pablo Fernández Blanco.

Temas en esta nota