El trigo necesita los nutrientes esenciales

Por Marcelo Palese(*). En el mundo triguero hay una idea muy anclada, pero difícil de aceptar, y es que la nutrición del cultivo parece ya no despertar nuevas necesidades. Esta idea se sustenta en que, desde el ingreso del germoplasma francés, la nutrición casi hegemónica es para nitrógeno y fósforo y, en menor medida, el azufre.

Por
16deJuliode2011a las04:26

Si bien la elección de la variedad, la fecha de siembra y el control de enfermedades son determinantes en la estructura del rendimiento, lo cierto es que la fertilización en esos únicos nutrientes (y en muy pocos estadíos) restringe las oportunidades que brindan las investigaciones técnicas que se vienen desarrollando en las zonas trigueras más importantes.

De acuerdo con nuestras observaciones, los análisis de suelo deben alcanzar a los minerales como nutrientes, a los componentes biológicos como cofactores y a la posición coloidal, consolidando un adecuado equilibrio entre macro y micro poros.

La riqueza de la materia orgánica suele calificarse cuantitativamente, pero en términos cualitativos -enzimas, polifosfatos, ácidos, rizobiontes, entre otros- no se realiza y sin embargo son también índices que, al menos, debieran conocerse en el momento de ingresar en el lote.

De los ensayos que venimos realizando surgen algunas conclusiones esenciales en materia de fertilización

En definitiva, la experiencia indica que más allá de las necesidades de los dos nutrientes prioritarios (fosfatos más nitratos), es importante que comiencen a tenerse en cuenta en los balances, tanto agronómicos como económicos, los nutrientes esenciales: potasio, azufre, calcio, magnesio, cloro, hierro, cinc, manganeso, boro, cobre y molibdeno.

(*) Ingeniero integrante del servicio técnico de Nidera Nutrientes.

Temas en esta nota