De cara a las elecciones, lanzan planes para el campo y la industria

Cristina presentará planes hasta 2020 para el campo, la industria y la energía. Intentan mostrar capacidad de planificación y aumentar el valor agregado de productos.

18deJuliode2011a las06:56

Con la intención de recuperar el protagonismo político tras el resultado de las elecciones porteñas y entrar de lleno en la carrera proselitista de cara a las elecciones de octubre, el Gobierno pondrá en marcha en los próximos días un conjunto de planes estratégicos en diversos sectores clave de la economía, como el campo, la industria y la energía.
Las propuestas en cada uno de esos sectores, que fueron discutidas en los últimos años en frentes políticos, empresarios y académicos afines al oficialismo, buscarán objetivos comunes: mostrar a la gestión de Cristina Fernández como una administración capaz de hacer planificaciones a largo plazo –los planes apuntan a 2020 y 2025, según los casos– y llevarlas a cabo en un eventual segundo mandato.

La saga de presentaciones se iniciará el lunes próximo. La Presidenta encabezará el lanzamiento del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010/16 (PEA), que comenzó a diseñarse en marzo de 2010 y se completó con proyecciones hacia 2020, de cara a la alta demanda de alimentos que tendrá en ese lapso el mundo.

El anuncio se realizará dos días después que el presidente de Sociedad Rural, Hugo Biolcati, deje inaugurada oficialmente la 125º Exposición de Palermo, seguramente con críticas a las políticas oficiales.

Las conclusiones del PEA serán lanzadas en Olivos junto a funcionarios nacionales, de todas las provincias, de los organismos técnicos, de más de 40 universidades nacionales y de empresarios integrantes de las distintas cadenas productivas.

Desde el Ministerio de Agricultura que comanda Julián Domínguez, candidato a primer diputado nacional de Buenos Aires por el oficialismo, resaltan que los lineamientos del plan servirán de guía para las leyes agroindustriales que necesitará el país en la próxima década.

Todos participaron de la elaboración de este plan que, entre sus metas, apunta a aumentar la producción agropecuaria e incrementar los niveles de elaboración de los productos para dejar de ser netos vendedores de materias primas. Al comienzo del programa, que desde Agricultura se planteó como “participativo y federal” estuvieron referentes y técnicos de las cuatro entidades gremiales del campo, que conforman la mesa de enlace. Pero, con posterioridad, pegaron el portazo por entender que la convocatoria oficial nada tenía de participativa. Más allá del enojo de la dirigencia rural, el diseño del plan siguió su marcha.

A fines del mes pasado se presentaron las metas 2020 para 24 complejos productivos. El trabajo engloba desde el sector sojero, pasando por la ganadería vacuna; porcina; avícola; la vitivinicultura; hasta las economías regionales.

La principal meta granaria es que se incremente la producción en 60% hacia 2020, con una expansión de más de la mitad de las hectáreas destinadas al cultivo. El escenario a conseguir es 160 millones de toneladas producidas, con la soja como principal cultivo, pero con el maíz creciendo fuerte.

En cuanto a la producción de carne bovina, plantea una posible suba de la producción de la mano de mayor cantidad de kilos por animal, con un stock promedio en torno a 55 millones de cabezas. Y resalta la necesidad de reforzar la producción de carne porcina.

A fines de agosto, en tanto, Cristina será la anfitriona en la presentación del Plan Estratégico Industrial a 2020, que comenzó en marzo con la intención de concretar foros de debate con 10 sectores: alimentos; calzado, textiles y confecciones; material de construcción; bienes de capital; maquinaria agrícola; autos y autopartes; medicamentos; madera, papel y muebles; software y productos químicos y petroquímicos.

Cerrará la l

Temas en esta nota