Produsem firmó importante convenio junto a otras empresas del sector

Por
18deJuliode2011a las11:15

El 17 de junio de 2011 se firmó en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, un convenio de cooperación público-privado entre el Ministerio, y un consorcio formado por el CONICET y un grupo de empresas nacionales, lideradas por Indear SA, a la que acompañan Bioceres S.A., Bioceres Semillas S.A., Kiñewen S.A., Produsem S.A., Rizobacter Argentina S.A. y Satus Ager SA.

Este convenio se inscribe dentro del marco de una convocatoria del FONDO ARGENTINO SECTORIAL (FONARSEC) para el desarrollo de proyectos de investigación destinados al mejoramiento de la competitividad de la cadena lechera argentina y apunta específicamente al desarrollo de forrajeras transgénicas.

La inversión total proyectada para un período de 4 años es de alrededor de 16 millones de pesos y será financiada conjuntamente por el FONARSEC y los socios privados.

En los distintos campos del proyecto participan más de 30 científicos y técnicos, tanto públicos como privados, de diversas unidades de investigación y desarrollo en Argentina, y ha sido evaluado y aprobado por consultores internacionales de primer nivel.

Aparte de otros desarrollos a más largo plazo o que darán seguramente base para nuevos proyectos, los principales objetivos son:

· Nuevas variedades de alfalfa con senescencia retardada, con tolerancia a salinidad y sequía, con resistencia a insectos, con tolerancia a algunos herbicidas, y sus combinaciones.

· Nuevos híbridos de maíz forrajero con tolerancia a salinidad y sequía, y sus combinaciones con otros eventos.

· Desarrollo de nuevas tecnologías, a utilizar posteriormente en el mejoramiento de especies de interés como Panicum y Eragrostis.

En todos los casos, el objetivo final es lograr rápidamente poner en manos de los productores, los frutos de capacidades científico-técnicas que ya existen o a desarrollar, para mejorar la competitividad de la producción nacional.

Como consecuencia de que esta iniciativa integra desarrollos que ya estaban en marcha con otros nuevos, en algunos casos se podrán realizar ensayos preliminares e iniciar los procesos desregulatorios antes de finalizar 2011, los que han sido históricamente el cuello de botella de desarrollos locales.

Existe la convicción en todas las partes de que los resultados obtenidos, además de desarrollar ciencia, equipamiento y grupos de trabajo de nivel internacional, serán también de enorme utilidad en otros campos de la producción animal como ganadería vacuna de carne y otras especies.

Esta iniciativa es además una clara demostración de que la articulación público-privada es no sólo necesaria, sino también posible, para alcanzar objetivos de gran magnitud y largo plazo.

 

Temas en esta nota