Las exportaciones de genética bovina crecerán 20% este año

Las ventas locales al exterior superan los u$s 5 millones anuales y están impulsadas por la suba de los precios. Optimismo empresario por la reciente apertura del mercado chino.

Por
19deJuliode2011a las07:29

El negocio de la genética bovina crece cada año en la Argentina, en volúmenes y en precios. Los ingresos de las cabañas de las razas argentinas, especialmente Angus, Hereford y Braford, se expanden así a tono con las subas de la hacienda en pie, de la carne de exportación y de los bifes en el mostrador.

Pero no solamente el mercado interno de la genética mejora, sino también el negocio exportador, con Brasil y Uruguay al tope de la demanda de este tipo de negocio local. Se estima que las ventas externas totales del mercado de la genética nacional totalizaron los u$s 5 millones en 2010, y tiene mucho por crecer.

El responsable del Registro Genealógico de la Sociedad Rural, Gonzalo Vidal, explicó a El Cronista que el negocio genético crecerá 2% en volumen y 20% en valor en 2011, acorde a que los precios siguen en alza y se derriban barreras sanitarias de ingreso a distintos países del mundo.

“Superar las barreras sanitarias de los mercados compradores es el principal desafío para seguir creciendo”, indicó Vidal. En este sentido, acaba de abrirse para la Argentina una oportunidad tan enorme como incierta todavía, que es la posibilidad de vender carne y genética a China, un acuerdo que sellaron el mes pasado los gobiernos de ambos países.

Según Vidal, el crecimiento de las ventas externas, incluyendo a China, podría significar un aumento del 40% anual en los ingresos argentinos, pero hay que manejar las expectativas con cautela. “No hay que entusiasmarse todavía”, indicó el experto de la SRA. Según explicó, la genética bovina se vende a través de ganado en pie, embriones y semen.
Las tres formas permiten que un productor cruce ejemplares mejorados con su propio rodeo y les transfiera así a sus animales características como la terneza en la carne.
En general, los mejores precios por la genética bovina argentina se obtienen en Brasil, país donde la demanda empuja a los productores a invertir grandes cantidades de dinero en mejoramiento genético.

Según el Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Angus, Juan Pablo Hornos, los precios locales de la genética bovina, de todas formas, se van acercando a los valores de exportación de la mano del los buenos precios de la hacienda en el país.
El año pasado, por caso, el récord de precio en La Rural se lo llevó un toro Brangus por el que se pagó $ 235.000, un valor histórico para la raza y la exposición. Este ejemplar se había consagrado como el Gran Campeón Macho de la raza en la muestra.
Si bien los promedios de precios están muy por debajo de este valor, la tendencia general de los remates del año pasado fue de alza de precios, y este año se espera un crecimiento de otro escalón, que algunos definen en el 15 por ciento.

En paralelo, la actividad está cada vez más profesionalizada y las técnicas de conocimiento y mejora genética se van ampliando. Para conocer estos avances, se desarrolló en La Rural el Foro de Genética Bovina, que ya alcanzó su tercera edición.
Además de Brasil y Uruguay, también Colombia, Venezuela y México son destinos habituales para la genética argentina, que busca más compradores para seguir su expansión durante los próximos años.


Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota