Cristina pidió a ahorristas que dejen de apostar al dólar como defensa

En un clima conciliador, destacó el crecimiento y recomendó salir del dólar y apostar por las acciones. Además, vaticinó que Grecia deberá reestructurar su deuda.

19deJuliode2011a las07:58

Con una salida de capitales de u$s 10.000 millones en el primer semestre como telón de fondo, la presidenta Cristina Fernández instó ayer a los pequeños y medianos ahorristas a dejar de apostar al dólar como “mecanismo de defensa”, durante el acto del 157º aniversario de la Bolsa de Comercio porteña.

Luego de pasar revista al crecimiento “inédito” de los últimos años, a la crisis global, y de pronosticar la “inevitable” reestructuración de la deuda de Grecia, la Presidenta instó a los hombres de la Bolsa a difundir el abanico de opciones de inversión para que los pequeños y medianos ahorristas puedan apostar a las acciones de las empresas en las que trabajan, “como en Estados Unidos”, en vez de apelar “al dólar como mecanismo de defensa”.

“Hay que convencer a los argentinos a no apostar al dólar sino a las empresas radicadas en el país”, reclamó la Presidenta. Apeló a los pequeños ahorristas porque, dijo, los grandes inversores ya saben que existen opciones más rentables que la divisa estadounidense.

Cristina Fernández dijo ante el nutrido grupo de inversores y empresarios que la escuchaban –se destacaban, además de los habituales operadores de Bolsa, representantes del Grupo de los 6– lo que los economistas afines al Gobierno y críticos observan en el último tiempo: que las preferencias de los pequeños ahorristas en los últimos meses por el dólar se incrementaron. Según un informe de la consultora M&S, la fuga de capitales llegó en el primer semestre a los u$s 10.100 millones y alcanzaría los u$s 16.000 millones en todo el año. Durante 2010 la salida de divisas del sistema financiero totalizó u$s 11.410 millones. “A diferencia de los procesos de dolarización de años anteriores, la mayoría son compras minoristas. La relación es 80% minorista y 20% mayorista”, indicó la firma en su reciente informe.

Acciones
“La compra de acciones de las empresas nacionales, como ocurrió en los Estados Unidos, es un paradigma cultural” dijo Cristina ayer. Remarcó que “existe actualmente en el país un fuerte proceso de reindustrialización. Y añadió: “Ello no significa cerrar la inversión extranjera. Hay que convencer a los argentinos a no apostar al dólar sino a las empresas radicadas en el país. Eso le dará densidad y profundidad al mercado de capitales y a la economía”.

En ese sentido, destacó los incrementos en la rentabilidad de las empresas multinacionales y agregó: “El desafío es que una parte importante de esa rentabilidad sea reinvertida en la economía de nuestro país”.

La Presidenta dedicó una parte de su discurso de media hora a referirse a la crisis global y destacó que, a su entender, “la Argentina planteó un paradigma y un modelo contra la corriente imperante”, a la que relacionó con “el manual del Consenso de Washington”. Antes, había dado ejemplos de cómo en EE.UU. avanzaba la concentración de la riqueza –para lo que citó a Joseph Stiglitz y a un informe del J.P. Morgan– y del disgusto que cunde en Europa con las calificadoras de riesgo por haber bajado al nivel de “basura” a la deuda portuguesa e irlandesa.

Lo escuchaba, con tímida sonrisa, el presidente de la Bolsa, Adelmo Gabbi, y un auditorio que replicaba con tímidos aplausos. Gabbi, a diferencia de años anteriores no insistió con la necesidad de eliminar los encajes y orientó su discurso “hacia afuera”, al criticar que la Argentina es un “mercado de frontera, algo que no se condice con su “rol protagónico en el G-20”. “La existencia de normas de control al

Temas en esta nota