Crece el interés por las razas equinas en La Rural

Desde las asociaciones de criadores aseguran que aumenta la cantidad de cabañas y los interesados en jugar al polo. Además, se esperan precios firmes en los remates.

Por
20deJuliode2011a las07:56

Dos razas distintas en su concepción y finalidad crecen en interés en la Argentina. Se trata de los caballos criollos, por un lado, versátiles, usados para pruebas y paseos. Y, por el otro, de los caballos de polo con un fin específicamente deportivo. En ambos casos, aumenta el interés de criadores y usuarios, aseguran desde las respectivas asociaciones de criadores que están participando de la exposición Rural de Palermo.
“La raza de Caballos Criollos atraviesa su mejor momento histórico”, aseguró a El Cronista el vicepresidente de la Asociación Argentina de Criadores de Caballos Criollos, Gustavo Aguerre. “Cada vez hay más cabañas y estamos alcanzando ya los 1.000 asociados”, agregó el empresario.

De hecho, no es casual que en la 125º Exposición Rural se le rinda este año un homenaje al Caballo Criollo, a través de la inclusión de una escultura de bronce que lo representa, ubicada en la Plaza del Bicentenario, por la entrada de la calle Sarmiento. Se trata de la raza equina con mayor cantidad de criadores en todo el país, y más extensión territorial.

El gran mercado de los caballos criollos es interno, aunque también existe interés de países de la región. Según Aguerre, se esperan buenos precios en los remates, aunque no un fuerte aumento.

De acuerdo a los datos aportados por este experto, los ejemplares pueden variar desde los $ 8.000 para un animal castrado hasta los $ 150.000 para un reproductor. Todos los toros que se rematan en La Rural son puros, y los compradores son, generalmente, criadores y usuarios, además de los llamados ‘centros de monta’.

Es que, a diferencia de los caballos de polo, los criollos no pueden reproducirse por inseminación u otros métodos que no sean la monta natural, pero la historia puede cambiar hoy. En una asamblea que se celebra hoy en La Rural, la asociación podría decidir autorizar las vías no naturales de reproducción. Más allá del empuje de la demanda, hay otro motivo para el cambio: los animales que sufren algún accidente quedan incapacitados para reproducirse.

La raza criolla llegó a la Exposición Rural con 144 ejemplares y unas 80 cabañas, copando todo el espacio asignado.
Por su parte, los caballos de polo llegaron con casi 100 ejemplares, con más del 80% “de muy alta calidad genética”, expresó Guillermo Buchanan, de la Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo. Según explicó, lo mejor de la genética nacional -e internacional-se muestra en La Rural, y vinieron una vez más este año, las tradicionales cabañas La Dolfina, de Adolfo Cambiaso , y Heguy Hermanos.
Mientras la demanda internacional de esta genética de excelencia argentina sigue afectada por la crisis en su principal demandante, Europa, el mercado local se mantiene activo, explica Buchanan.

Los principales compradores son los criadores y jugadores del país, y se espera que los precios para las ventas de este año sean buenos, aunque no por encima de los del año pasado.

Hay una expectativa de crecimiento para la raza a partir de la ampliación del interés en el polo. Según Buchanan, ‘hay un semillero de chicos que hoy empiezan a practicar y que serán los futuros polistas‘.
Más allá de los negocios, los caballos de polo se lucieron ayer en la pista central de La Rural. Hoy seguirá el show y los criadores y el público van a conocer a los Grandes Campeones de la raza.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota