Falsa medidora en Soja

Dupont Agro promovió con destacados especialistas diferentes talleres en el norte del país, con el objetivo de optimizar su control.

21deJuliode2011a las16:38

En la producción agrícola, particularmente de soja, así como en la vida, hay muchas cosas que no son lo que parecen ser. En este caso, Pseudoplusia includens, o Falsa Medidora entra perfecto dentro de esta aseveración. Su forma de desplazamiento y similar color puede llevar a errores confundiéndola con Rachiplusia nu o Isoca medidora. Este error puede llevar a que su acción sea menospreciada y demorado su control, con lo que los daños pueden ser muy importantes al momento de llegar al control de la plaga.

Para tratar esta problemática DuPont Agro realizó una serie de talleres dirigidos al manejo criterioso de insectos en soja, y la utilización de su insecticida Coragen® como una herramienta integrante de un plan de manejo integral de insectos. Estos talleres se realizaron en las ciudades de Salta, Tucumán y Charata.

n los mismos, expuso el reconocido entomólogo Ing. Daniel Igarzabal, quien se refirió a la biología de la Falsa Medidora, su reconocimiento y determinación a campo, y pautas para su manejo. Completaron el taller las exposiciones del Ing. Ms Sc. Fabio Andrade Silva, de DuPont do Brasil, y el Ing. Jorge Morre, gerente de Investigación y Desarrollo para el Cono Sur de DuPont Agro. El Ing. Andrade Silva se refirió fundamentalmente a la problemática y manejo de Pseudoplusia en Brasil, mientras que el Ing. Morre presentó la experiencia de control de Falsa Medidora en Argentina con el insecticida Coragen, como así también los atributos diferenciales mas relevantes del producto en el control de esta plaga.

Pseudoplusia includens tiene presencia principalmente en el norte y centro del país, como ser las regiones del NOA, NEA, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. La duración media de su ciclo de vida es de 46 días (huevo= 5 días; larva= 20 días; pupa= 7 días; adulto= 14 días). En su estado larval presenta coloración verde claro, con una serie de líneas blancas, longitudinales, esparcidas sobre el dorso. Generalmente, presenta apenas 3 pares de patas en la región abdominal, obligándolo a realizar un intenso movimiento de su cuerpo cuando se traslada, de ahí su nombre de falso medidor.

Estos gusanos atacan las hojas de cultivo, pero no se alimentan de las nervaduras, lo que las hojas atacadas toman un aspecto de red, reduciendo significativamente el área foliar; según algunos estudios, Pseudoplusia puede consumir hasta 200 cm2 de hojas durante la fase larval. Presentan una gran voracidad, con lo que sus ataques pueden ser sumamente graves, ya que si el cultivo se encuentra en etapas reproductivas donde no puede reponer el área foliar consumida, las pérdidas de rendimiento por falta de área fotosintética pueden ser importantes.

Como pautas de manejo, el Ing. Igarzábal remarcó la importancia del monitoreo para determinar con exactitud las plagas presentes en el lote, teniendo en cuenta también la información de capturas de adultos en trampas de luz, condiciones climáticas y estado fenológico de los lotes. Insistió en que un factor determinante del suceso de los controles radica en una correcta decisión en cada paso (determinación de las plagas, elección del producto adecuado, momento de aplicación oportuno, calidad de aplicación óptima). Entre los diferentes aspectos Igarzábal brindó pautas morfológicas para la distinción “a campo” de Medidora y Falsa Medidora, e insistió en la calidad de aplicación como un factor determinante de los resultados.

La Falsa Medidora tiende a ubicarse en la parte media del canopeo, en el interior del follaje, por tal motivo la tecnología de aplicación cobra una gran importancia ya debe ser capaz de alcanzar y ubicar gotas en el estrato medio del canopeo, lugar donde se encuentra la plaga. Adicionalmente la falta medidora tiene una sensibilidad menor a muchos insecticida

Temas en esta nota