Los granos, en un mar de incertidumbre - Leandro Gorrin (*)

El contexto climático en el Hemisferio Norte preocupa cada vez más a los operadores. Por añadidura, el endeudamiento de las potencias agrega volatilidad.

Por
22deJuliode2011a las07:30

Los precios agrícolas en los mercados internacionales se vienen moviendo en forma muy volátil en las últimas jornadas, sujetos a un contexto climático en el hemisferio norte que preocupa cada vez más a los operadores, y a un entorno macroeconómico que no logra afianzarse en medio de las crecientes dudas que generan los problemas de endeudamiento en las principales potencias internacionales.

Respecto de este último punto, el hecho de que el oro alcanzara un nuevo récord histórico esta semana habla a las claras de la huida que encabezan los inversores hacia activos menos riesgosos, para reducir su exposición en mercados bursátiles y de commodities.

Inmediatamente, el presidente de la Reserva Federal estadounidense salió a declarar que estaría dispuesto a continuar con la política monetaria expansiva que viene llevando adelante la entidad, sobre todo si la mayor economía del mundo volviera a debilitarse, aunque aclaró que de momento no está en sus planes realizar nuevas emisiones de dólares.

Todo esto en medio de la disputa que vienen desarrollando demócratas y republicanos en el Congreso de los Estados Unidos por el demorado acuerdo para elevar los topes de endeudamiento permitidos, medida sin la cual el gobierno federal podría acabar declarándose en default en el corto plazo.

Amenaza. Desde el punto de vista fundamental, el Departamento de Agricultura (Usda) recortó esta semana la calificación de los cultivos de soja y maíz, los cuales registran hasta el momento un retraso en su desarrollo. El ajuste sería consecuencia directa de las elevadas temperaturas que vienen prevaleciendo en las principales regiones productoras estadounidenses. Si bien se espera que para el fin de semana se normalice la situación, la ocurrencia de este fenómeno en la actualidad podría significar un preocupante recorte en la producción al final de la campaña.

Por el lado de la demanda, cabe destacar que la corporación Cofco, uno de los principales importadores de granos en China, estima que las compras de soja por parte del gigante asiático durante la próxima campaña crecerían cerca de un 10 por ciento en relación con el ciclo anterior.

Empresarios chinos manifestaron su intención de aumentar adquisiciones a firmas argentinas, incluso barajando la posibilidad de que el gobierno de su país dé un visto bueno al ingreso de maíz local. Actualmente, la totalidad de sus importaciones provienen de Estados Unidos.

En resumen, el cóctel que afecta a la formación de los precios es a las claras muy disímil. Por un lado, lo externo condiciona negativamente las cotizaciones y el panorama no permite vislumbrar que la solución vaya a ser inmediata.

Desde lo fundamental, en cambio, el clima impone incertidumbre sobre la oferta y esto le da sustento a los mercados junto con algunas proyecciones favorables por el lado de la demanda.

Analista de mercado de Fyo.com (*)

La Voz del Interior.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota