Dejando huella en el asfalto

Cosechadoras, tolvas, sembradoras, tractores y mucho más exhibieron toda la tecnología del campo, en la ciudad.

23deJuliode2011a las09:29

La maquinaria agrícola expuesta en Palermo ofrece algunos detalles que bien vale la pena analizar para entender algunas cosas de utilidad que es bueno tener en cuenta cuando se eligen equipos modernos. Uno de los capítulos con mayor presencia es el de cosecha y pos cosecha de granos con equipos que incluyen desde las cosechadoras hasta las embolsadoras. Entre las cosechadoras se pueden destacar los modelos de varias marcas comerciales, en diferentes potencias y formas de procesado del material cosechado, en su interior.

Las opciones de Metalfor incluyen un modelo con “rotor acelerador” a la entrada de la trilla, que aproxima la velocidad de ingreso de las espigas a trillar, con la velocidad que las mismas alcanzan al llegar el cilindro cóncavo. El objeto es minimizar el daño a los granos, una prestación que los usuarios han comenzado a valorar no hasta los últimos tiempos, debido a la explicación que han comenzado a ofrecer algunos fabricantes, como ocurre de manera corriente en maquinaria agrícola. Otro modelo de la misma marca es de flujo axial con rotor de 3,20 m de largo y 12.000 litros de capacidad en su tolva.

Vassalli también ofrece un modelo de flujo axial con motores de 284 HP o de 300 HP a elección del usuario. Su rotor es de 3,15 m de longitud con una superficie de trilla y separación de casi 2,5 metros cuadrados. La tolva de grano es de 6.100 litros de capacidad. Sus cabezales son de 30 o 35 pies de ancho de corte.

Las axiales nacieron como cosechadoras de maíz en los 70 en Estados Unidos, y luego se generalizaron hacia todos los cultivos. Hoy compiten en igualdad de condiciones para todos los cultivos, ofreciendo un excelente trato al grano. La longitud de su rotor define en algún modo la superficie de trilla y separación de la unidad.

Por su parte la especialista alemana Claas ofrece unidades con sistemas de trilla de cilindro convencional provisto por un acelerador previo que otorga al grano un trato suave. La misma empresa explica con un sistema de comunicaciones combinado con la navegación satelital que permite controlar los equipos que trabajan en el campo vía Internet o por telefonía celular, (utilizando teléfonos del tipo smart phone) desde cualquier distancia en el planeta.

Quien observa en la pantalla de su PC o de su teléfono los valores de las variables de la cosecha (velocidad de avance del equipo, pérdidas de cosecha, grano que llega a la tolva, etc, le puede solicitar ajustes a quien opera el equipo.

Otros protagonistas en Palermo son los autodescargables, entre los cuales los modelos de Akron llegados desde San Francisco Córdoba, cuentan con unidades de 4 ruedas iguales entre las que se distribuye el peso de manera precisa, a fin de lograr un tránsito equilibrado en los rastrojos, sin comprometer la estructura del tractor.

Otro en acoplados autodescargables es Cestari, con los modelos de diferentes trenes de transporte, entre los que el usuario elige de acuerdo a su condición de trabajo: terrenos más bien accidentados, doble eje. Terrenos parejos el mono-eje permite reducir la compactación y agilizar la cosecha.

Richiger ofrece embolsadoras diferentes para que el cliente elija cual es la mejor para su trabajo, sólo hay que tener en claro a que se ajusta cada modelo. Por ejemplo, una embolsadora para grano seco con túnel de embolsado para bolsas de 9 pies de diámetro, y otra para bolsas de 10 pies de diámetro. Esta última puede reducir en parte el consumo de plástico.

En sembradoras las hay de diferentes tipos, desde las que ofrecen un gran ancho de siembra, es decir superior a los 9 metros con conducción por corriente de aire a presión como las de Víctor Juri que utilizan como marcador un banderillero satelital, de error por debajo de los 10 cm. Otros con sembradoras son Pla con los autot

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota