La importación de gas y gasoil afectó el superávit comercial

En junio fue de US$ 1019 millones, un 22% menor al del mismo mes de 2010

Por
23deJuliode2011a las09:33

Las importaciones de combustibles volvieron a menoscabar el superávit comercial: en junio, según datos difundidos ayer por el Indec, la balanza comercial tuvo un saldo favorable de 1019 millones de dólares, un 22% menos que en el mismo mes del año pasado, cuando había registrado 1309 millones.

Las exportaciones reportaron ingresos por 7922 millones de dólares, es decir un 24% más que en junio de 2010, y las importaciones ascendieron a 6904 millones de dólares, un 37% más que hace un año. En el caso de las ventas externas, el salto es más consecuencia de un aumento en los precios (23%) que de los volúmenes vendidos (2%). Para las importaciones es al revés: las cantidades subieron 24, y los precios, 10 por ciento.

El Indec dice que, entre las importaciones, se destacaron "el incremento de Combustibles y Lubricantes, Bienes de Capital, Bienes Intermedios y Piezas y accesorios para bienes de capital". Lo que desequilibró la balanza fueron, en concreto, medidas que se toman para atenuar los efectos de la crisis energética: las compras de gasoil y fueloil para hacer funcionar las centrales eléctricas ante la falta de gas, y de gas natural licuado, insumo que llega a los barcos de Bahía Blanca y Escobar para ser regasificado y que se emplea porque la oferta local no es suficiente.

Continuaron en importancia, dice el Indec, las importaciones de bienes de capital como tractores de carretera para semirremolques, computadoras portátiles, grupos electrógenos de energía eólica, máquinas de sondeo rotativas y chasis con motor y cabina para transporte de mercancías. Entre los bienes intermedios, lo más adquirido fueron fosfato monoamónico y diamónico, alúmina calcinada, minerales de hierro y urea con contenido de nitrógeno. Entre las piezas y accesorios para bienes de capital, neumáticos de caucho, cajas de cambio para autos, partes y accesorios de carrocerías para transporte de personas, mercancías o usos especiales, circuitos impresos con componentes eléctricos para telefonía, motores de émbolo y partes para aparatos receptores de radiotelefonía y televisión. Y entre bienes de consumo, videojuegos para TV, herbicidas, medicamentos, calzado con suela y parte superior de caucho o plástico y motocicletas.

Lo que más se exportó fueron, en tanto, las manufacturas de origen industrial, que subieron 34%, en un 24% por volúmenes y en un 8% por precios, seguidos por las manufacturas de origen agropecuario (+31%) y productos primarios (+16%), en ambos casos sólo por precios: mientras las cantidades cayeron 3% y 18%, respectivamente, los precios subieron 35% y 42%, respectivamente.

Temas en esta nota