Demanda firme para 2012

Mayor uso en biocombustibles y conversión en carne. La demanda mundial de alimentos sigue firme y esto se refleja en los mercados de futuros para la próxima cosecha 2012. Los principales drivers del crecimiento de la demanda mundial de commodities agrícolas, los biocombustibles y la demanda de proteínas animales, siguen con tendencia creciente.

23deJuliode2011a las09:57

Los Estados Unidos van camino a consumir el récord de 130 millones de toneladas de maíz para producir etanol y los chinos van al récord de consumo interno de maíz de 182,5 millones de toneladas, de los cuales 127,5 millones son proyectados para convertir en proteínas animales. La demanda interna de China hay que trasladarla al aumento de las importaciones de poroto de soja y su posterior conversión en harina que, luego, será convertida en carne.

La Argentina puede volver a ser protagonista en el mercado mundial de maíz ante las buenas perspectivas de siembra y de producción que se esperan para la próxima campaña. Si bien el mercado mundial esto no lo está tomando por la política antiexportadora adoptada por el actual gobierno. Por el momento los mercados parecen no acusar ningún factor bajista, salvo el temor a una potencial baja en la producción de soja y de maíz en los Estados Unidos por el factor clima.

Por caso, los precios del maíz futuro abril en el Matba cerraban a US$ 172, mientras que la soja superaba los US$ 320. Todavía sorprende entre los operadores el último estimado del USDA de la producción de maíz estadounidense de 342 mill./t, a partir de un rinde promedio de 9960 kilos por hectárea. Muchos descartan que estos rindes se puedan sostener, a menos que el clima se comporte en forma excelente de aquí a las próximas cuatro semanas. La demanda mundial busca entonces acumular existencias en un nivel de precios que, no obstante la firmeza actual, están muy por debajo de los valores de inicios de ciclo, hablando del momento de comienzo de cosecha en el hemisferio sur.

Para el caso de la Argentina, el USDA proyecta un volumen de producción 2012 de 26 mill./t, mientras que AgriPac está proyectando un volumen de 30 millones. Se está confirmando en nuestro país un aumento de la superficie de siembra de maíz de por lo menos 500.000 hectáreas. Si asumimos un clima normal, sin efectos negativos por sequía, podremos obtener rindes promedio a nivel país de 8000 kilos.

Desde el punto de vista de resultado económico del cultivo, este año el productor se encontró con un precio en cosecha de US$ 180, mientras que al momento de sembrar maíz del ciclo pasado, en julio de 2010, el valor futuro de maíz abril 2011 se cotizaba a US$ 137. Hoy el productor de maíz enfrenta la próxima campaña con un precio en presiembra de maíz abril 2012 de US$ 172. De no tener problemas climáticos como tuvo este año, el cereal podrá ser mucho mejor negocio en 2012 de lo que fue en 2011.

Hay un factor que muchos productores están tomando cada vez con mayor preocupación: nos referimos al aumento de costos en dólares que se está produciendo en todos los cultivos como consecuencia de la inflación en dólares que sufre la Argentina. Ese aumento de los costos (tanto directos como indirectos) implica para el maíz un aumento de los rindes de indiferencia de 600 kilos. Teniendo esta información en forma tan anticipada el productor sabrá cómo buscar mayores rindes. Los dos focos "macro" para obtener mejores resultados, en el caso específico del maíz, pasan por la genética de las semillas, esto es, ir a híbridos con mayor potencial de rindes, y por la utilización de ajustadas dosis de fertilizantes en cuanto a cantidad y calidad.

En el plano de las proyecciones a 2012, AgriPac proyecta para la próxima campaña un volumen de producción súper récord de 115 mill./t, asumiendo un clima normal. La previsión implica: 30 mill./t de maíz y 53 millones de soja. Con este nivel de producción el ingreso total de divisas por exportaciones l

Temas en esta nota