Impulsan la expropiación del frigorífico Sadowa

Una cooperativa de ex trabajadores se haría cargo de la planta.

Por
27deJuliode2011a las07:18

Los diputados de la provincia de Buenos Aires recha­za­ron el veto del gobernador Da­niel Scioli a una ley que permitía la expropiación del frigorífico Sadowa, para que los trabajadores pudieran explotarlo, y habilitaba al Estado bonaerense a construir viviendas para familias de bajos recursos en el amplio predio que ocupa. El Senado provincial se dispone a ratificar el rechazo al veto el próximo 12 de agosto.

El frigorífico está ubicado en Mar del Plata, en un predio de 53 hectáreas no muy alejado de la zona turística. Pertenecía al Grupo Santa Bárbara, cuya quiebra obligó a cerrarlo en 2009. En sus tiempos de gloria, llegó a emplear a 1200 personas y a exportar carne cocida a tierras europeas, pero en sus últimos tiempos sólo contaba con unos 350 trabajadores. De éstos, unos 150 (algunos de los cuales pasaron décadas trabajando allí) esperan que la ley les permita ponerlo nuevamente a funcionar. "Ya estamos fuera de la sociedad de trabajo. Necesitamos esto. Necesitamos que Sadowa funcione", dijo a LA NACION Carlos Vega, empleado del malogrado frigorífico durante ocho y presidente de la cooperativa que pretende hacerse cargo de él bajo un nombre esperanzado: Recuperar.

Los trabajadores de Sadowa habían logrado que se aprobara la ley de expropiación, pero el gobernador Scioli la vetó. Sin embargo, anteayer, los diputados insistieron: rechazaron el veto y pusieron la norma nuevamente en camino de entrar en vigor. Fuentes del oficialismo en la Cámara alta dijeron que muy probablemente los senadores volverán a apoyar la norma que ya aprobaron en mayo y que, así, la expropiación a cargo del Estado debería concretarse.

Antecedentes
Un juez autorizó la venta de los terrenos a una empresa cuando los trabajadores ya habían logrado que el proyecto de expropiación presentado por la diputada oficialista Alicia Sánchez fuera aprobado en Diputados. El Senado refrendó la decisión, con un cambio: dispuso que la mayor parte de las tierras fuera a parar a manos de la provincia, para construir viviendas sociales. Hubo acuerdo y la ley salió. Pero Scioli vetó la norma, al alegar falta de recursos.

Los diputados rechazaron el veto. Reanudaron así el camino de la ley de expropiación y, de paso, evitaron que los ex trabajadores, irritados, concretaran su amenaza de realizar varios cortes de la ruta 2, cerca del acceso a Mar del Plata, durante las vacaciones invernales.

"Lo que queremos es que esta gente pueda volver a ganarse la vida dignamente", dijo a diputada Sánchez, integrante de la Federación Tierra y Vivienda. "Están moviéndose muy bien, ya consiguieron proveedores y potenciales clientes y podrían hacerse cargo del frigorífico. Esto incluso le vendría bien al Estado provincial, porque 43 hectáreas quedarían para construir viviendas sociales. Pero estamos en una instancia preeleccionaria en la que todas las cabezas están en otra cosa."

Sebastián Lalaurette
Corresponsalia La Plata

Temas en esta nota