Trigo: amplían la exportación, pero para el campo no alcanza

Un día después de que desde la gobernación bonaerense se anticipó la ampliación del cupo para exportar trigo, los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Agricultura, Julián Domínguez, confirmaron la adopción de la medida y precisaron que el cupo alcanzará a un total de 450.000 toneladas.

27deJuliode2011a las07:31

La iniciativa fue cuestionada ayer por representantes del sector agropecuario y políticos de la oposición, que la consideraron insuficiente y ligada exclusivamente a una estrategia electoral.

Tras el anuncio, el gobernador Daniel Scioli, que anteayer se había encargado de difundir una gestión suya ante el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para conseguir la ampliación del cupo de exportación triguero, agradeció públicamente a la presidenta Cristina Kirchner "por su decisión referida a las exportaciones de trigo". Dijo hacerlo en nombre de los productores de la provincia, cuyos representantes, en cambio, cuestionaron la medida en forma unánime.

Según el gobernador bonaerense -en el distrito se cultiva casi el 60% del trigo producido en el país-, la decisión es "oportuna y necesaria para paliar la situación de los hombres y mujeres del campo de regiones como el Sudoeste, que no tienen alternativas de cultivo". Scioli había propuesto, además, que se prevea como prioridad la situación de los pequeños y medianos productores de la región sudoeste provincial afectados seriamente por cuestiones climáticas. A cambio, Moreno pidió lo suyo: armar una mesa de trabajo con funcionarios provinciales para sincerar el volumen real de trigo ante la falta de declaración de parte de lo producido.

Durante la conferencia de prensa realizada en la sede de la cartera de Hacienda, los ministros Boudou y Domínguez precisaron que la ampliación del cupo está dirigida a los productores de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos y que se espera que la cosecha 2010/11 llegue a unos 14,7 millones de toneladas.

A ello se suman, según guarismos oficiales del Ministerio de Agricultura, unas 1,2 millones de toneladas declaradas de la cosecha del año anterior. Lo que totaliza 15,9 millones de toneladas.

De acuerdo con un informe oficial difundido ayer, el consumo interno y la exportación de harina fueron de 6,5 millones de toneladas de trigo y 600.000 toneladas de semillas. En total, 7,1 millones de toneladas destinadas al consumo interno. En tanto, se consignaron 8,8 millones de toneladas como saldo exportable.

El texto añadió: "Tenemos declarados 12,8 millones de las 15,9 millones de toneladas, y tenemos autorizados entre consumo interno y saldo exportable 14,95 millones de toneladas de trigo. Si llegamos el año pasado con un carry de 1,2 millones de toneladas. Las toneladas están agotadas, consumidas. Lo que tenemos que ver es si hasta antes del 30 de agosto se declaran las 14,7 millones de toneladas de trigo".

El presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, consideró ayer que la medida "no mueve el amperímetro". "Acá lo perverso es el sistema de los cupos y cuotas. Se está solicitando permanentemente que desde la provincia se intente algo por cambiar este sistema", opinó el dirigente, para quien "lo que se hace es favorecer a un exportador que ha comprado a precio vil, a 40 o 50 dólares menos la tonelada, y lo vende a precio internacional. El sistema es lo que permite ese tipo de ganancias desmedidas de los exportadores en perjuicio de los productores".

Según Biolcati, la gestión de Scioli ante Moreno para solicitar la ampliación del cupo sólo buscó "un título para los diarios". "La actitud de Scioli me parece muy pobre y muy escasa la defensa que hace del productor agropecuario desde la provincia", sostuvo.

Para el secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Javier Jayo Ordoqui, esto "no le permite al productor vender su producción a lo que vale". Y, en diálogo con LA NACION, acotó: "El hecho de que la

Temas en esta nota