Otra vez la nube de cenizas complicó la salida de vuelos

Hubo cancelaciones en Aeroparque y Ezeiza. En plenas vacaciones de invierno, las emanaciones del Puyehue llegaron ayer a la Ciudad por acción del temporal. Se podían ver en superficie y en altura. Por eso se decidió dejar a los aviones en tierra.

Por
27deJuliode2011a las07:54

Otra vez el volcán. Otra vez, la nube y las cenizas. Y con este panorama repetido y conocido no sólo la Ciudad se tiñó ayer de un manto gris y arenoso. Con los vuelos cancelados en el Aeroparque metropolitano y en el Aeropuerto de Ezeiza se complicaron también las vacaciones de invierno.

Una nube con las emanaciones del volcán Puyehue volvió a colocarse sobre Buenos Aires.

Tiene más de 400 kilómetros de superficie y a poco de llegar a la ciudad empezaron los problemas. Al mediodía, se produjeron las primeras cancelaciones en Aeroparque y a media tarde siguieron en Ezeiza. Aerolíneas Argentinas, Lan y Austral fueron las primeras en cancelar. Aunque los dos aeropuertos estaban “abiertos y operables”, según informó Aeropuertos Argentina 2000, las compañías resolvieron suspender sus vuelos.

Ocurre que la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) aconsejó a las empresas no volar ya que las cenizas se encuentran tanto en “altura como en superficie” . Es decir que, además de encontrarse en la llamada “pluma” de la nube, el polvillo también podía sentirse y observarse a simple vista . Alcanzaba con mirar al cielo para ver el sol cubierto.

La nube regresó a la Ciudad como consecuencia de los fuertes vientos que se produjeron durante la tarde y noche del lunes. Pero el problema es que esos vientos dejaron de soplar y la nube quedó estancada sobre Buenos Aires .

Con una nube “grande y densa”, sin vientos, con cenizas que siguen precipitándose a la superficie y un volcán que no deja de emitirlas, el panorama no es alentador.

“Mientras continúe esta situación no se va a volar”, adelantaron los voceros de la ANAC. Allí, creen que los problemas continuarán hasta hoy.

“La mejora va a ser lenta porque la pluma se mueve lentamente”, agregaron.

Apenas se empezó a detectar la llegada de la nube, el comité de crisis de la ANAC junto con representantes de las compañías aéreas realizaron una inspección en la pista de Aeroparque y Ezeiza. En un primer momento se resolvió suspender los vuelos de cabotaje, pero a medida que se incrementó la densidad de la nube los internacionales siguieron el mismo camino. En Aeroparque se habían cancelado al menos 55 vuelos.

La ceniza del volcán chileno volvió a complicar las vacaciones de invierno en nuestro país y sobre todo el panorama de los operadores turísticos del Sur argentino, que rogaban que esta segunda semana les diera un poco de respiro en una temporada que ya dan por perdida.

Los problemas con el Puyehue parecen no tener fin. De acuerdo con los especialistas consultados por Clarín , las complicaciones podrían mantenerse durante semanas o meses ya que el volcán continúa en erupción, con una pluma que puede medir entre dos y cuatro kilómetros de altura. Los expertos coinciden en que no es posible saber con certeza cuándo el volcán dejaría de estar activo ni tampoco cuándo las cenizas desaparecerán.

El complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle – tal el nombre completo – entró en erupción el pasado 4 de junio. Está ubicado en territorio chileno, justo en la frontera con Argentina. Hasta ahora, las localidades más afectadas fueron Villa La Angostura y Bariloche –los vuelos allí están suspendidos desde entonces– donde las pérdidas son millonarias.

Las cenizas no sólo afectaron los vuelos en Argentina. Toda la región se vio convulsionada por la nube y las cancelaciones se replicaron en Chile, Uruguay, Brasil y Paraguay. Incluso, la nube llegó hasta Nueva Zelanda y Australia donde también se vio trastocado el cronograma de vuelos.

Temas en esta nota