Pese a la suba de precios, siguen faltando combustibles

En Jujuy y Mendoza, legisladores recurren a la Justicia por el desabastecimiento.

27deJuliode2011a las07:55

Pese al aumento de precios del 5% promedio que aplicó YPF el fin de semana, los problemas de abastecimiento de combustibles líquidos siguen a la orden del día en la mayor parte del país, mientras se suman nuevas demandas judiciales para exigirle al Gobierno nacional que regularice la provisión de naftas y gasoil.

En Jujuy, los legisladores nacionales de la UCR, Gerardo Morales, Miguel Angel Giubergia y Mario Fiad se presentaron ante la Justicia federal para que “cese la violación a los derechos de usuarios y consumidores afectados por la escasez de combustibles”. Solicitaron una medida cautelar para que “en forma inmediata se garantice la provisión de naftas que la justicia ya hizo lugar y se le ordene a la Subsecretaría de Combustibles que provea a Jujuy de combustible en cantidad suficiente y regular”.

“El gobierno nacional sigue negando la realidad como hace con la pobreza, la inflación y la corrupción”, destacaron los legisladores tras la apelación que presentó el ministerio de Planificación en la causa abierta por la falta de combustible en la provincia jujeña.

Los legisladores advirtieron que “el Estado Nacional pretende hacer creer que la provisión de combustibles se encuentra plena y acabadamente garantizada, lo cual resulta palmariamente contrario a la experiencia de miles de argentinos que no tienen naftas y gasoil”.

Por su parte, la senadora nacional y ex ministra de Economía de Mendoza, Laura Montero presentó ayer un amparo para asegurar la provisión de combustibles en su provincia. Tras indicar que se había comprobado el faltante en 12 estaciones del Gran Mendoza, la legisladora reclamó a la justicia federal que ordene la regularización del abastecimiento.

Anticipó también que está estudiando una demanda penal por incumplimiento de deberes de funcionario público contra el ministro Julio De Vido si la situación no se soluciona en el corto plazo.

En tanto, en Misiones, la escasez de combustibles se mantiene en las estaciones de servicio de Posadas, donde los automovilistas y transportistas deben hacer largas colas para llenar los tanques. En algunas expendedoras se fijó un cupo de $100 para poder cumplir con todos los clientes; y otras suspendieron la venta en bidones. En Puerto Iguazú, los usuarios locales deben recorrer varias estaciones para hallar combustibles y cargar a precios superiores a los del resto de la provincia.

En Salta, el déficit de combustible se nota con fuerza en la estaciones de servicio de Orán, Rosario de la Frontera, Metán, Embarcación y Tartagal que están sobre la ruta nacional 34. En Metán se agotaron hasta las reservas de combustibles de las ambulancias y los patrulleros. En la capital salteña y en los poblados de los circuitos turísticos, no hay grandes problemas de abastecimiento, aunque se estima que pasadas las vacaciones de invierno van a reaparecer los faltantes.

Por su parte, en La Rioja los problemas de suministro son moneda corriente y según las autoridades provinciales persistirán por un tiempo prolongado .

En Neuquén, las cámaras empresariales cuestionaron a la Nación y advirtieron que “la falta de combustibles castiga a la provincia y se suma la emergencia ambiental, social, turística y productiva que registra la región”.

Continúan los cortes de gas a las industrias

Al igual que lo que sucede con las naftas y el gasoil, con el gas natural también se registran faltantes que afectan a las industrias.

Por precaución ante el posible ingreso de un frente frío a la región metropolitana y al centro del país, las autoridades energéticas decidieron mantener las restricciones a los grandes industrias que tienen “contratos interrumpibles”, que son lo que tienen una tarifa diferenciada y son pasibles de cortes durante una

Temas en esta nota