El mercado le recordó a Obama que se acaba el tiempo para un acuerdo

Un plan de recorte fiscal que hubiera destrabado la negociación sobre el techo de deuda fue rechazado. El Dow Jones perdió 1,6% y el Merval casi 3%. Además, S&P le bajó la nota a Grecia.

28deJuliode2011a las09:19

Los mercados del mundo tomaron nota de que quedan sólo tres días hábiles antes de que los Estados Unidos entren en default, durante otra jornada de negociaciones entre demócratas y republicanos en el Congreso que no lograron destrabar el límite de deuda para evitar la debacle. Así, las bolsas de todo el mundo, incluida la Argentina, terminaron derrumándose.

Si bien los inversores persisten en su creencia de que los líderes políticos estadounidenses encontrarán una salida negociada antes del martes próximo, corrigieron los precios de los activos a la baja ante la posibilidad concreta de que, con impago o sin él, la primera economía del mundo perdería su calificación crediticia.

En Wall Street el Dow Jones cayó 1,6% y el Standard & Poor’s 500 2%. El protagonismo fue para las acciones bancarias, particularmente expuestas a los papeles de deuda de los EE.UU.: el Citi perdió 3,7%, Wells Fargo, 1,3% y Bank of America, 3,2%.

Las bolsas europeas cayeron en la misma dinámica, aunque fogoneadas por la noticia de una nueva rebaja de la calificación de Grecia que reflotó dudas respecto del segundo plan de rescate acordado para ese país. Londres perdió 1,2%, Frankfurt, 1,3%, París, 1,4%, Milán, 2,8%, Madrid ,1,9%, Atenas, 0,5% y Lisboa, 2,2%. En el viejo continente se destacó el informe de resultados del banco Santander, que reportó pérdidas del 38% en su último ejercicio y cayó 3,2% durante la rueda de ayer (ver pág.cuatro).

Por último, el mercado porteño no logró desacoplarse como sí sucedió el día anterior y se derrumbó 2,9%. El indicador, que perforó el soporte de los 3.300 puntos, cae 2,7% en el mes y 7,2% en el año. Lo peor fue para Tenaris, que ayer se derrumbó 4,5%. En el mercado de bonos, no obstante, el balance fue positivo. El Par en pesos se las ingenió para sumar 2,5%, mientras que el Discount en pesos ganó 1,4%.

La atención de los inversores en Wall Street también estuvo en la publicación del “Libro Beige” de la Reserva Federal de los EE.UU. que mostró un desaceleramiento de la actividad en 8 de las 12 regiones estadounidenses en lo que va de junio. También impactaron los datos de pedidos de bienes durables que mostraron una caída del 2,1%, cuando el mercado esperaba una suba.

Pero la principal explicación para el pesimismo fue otro fracaso de las negociaciones para elevar el límite de deuda que el Congreso norteamericano autoriza al Gobierno Federal de ese país.

Anoche, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, trabajaba en la modificación de su plan para recortar el déficit de los Estados Unidos, luego de que su propuesta original fuera rechazada por los miembros del “Tea Party”, el ala más dura de su partido.

Los republicanos tienen al mundo en vilo porque se niegan a autorizar un aumento del límite de deuda autorizado al Gobierno federal sin un recorte significativo del gasto, principalmente en planes sociales impulsados por los demócratas.
Boehner tuvo listo ayer un proyecto para recortar u$s 850.000 millones de gasto público en los próximos 10 años, pero ante el rechazo de sus pares busca extender las medidas de austeridad a u$s 915 millones. Originalmente había prometido arrancar u$s 1,2 billones del presupuesto.

El trago puede ser muy difícil de tragar para el presidente demócrata, Barack Obama, cuyos colaboradores aseguran estar trabajando en un plan B para sortear la resistencia opositora y evitar caer en cesación de pagos el 2 de agosto próximo sin hacer concesiones al Tea Party.

Más allá de los temores que genera la falta de acuerdo político, y que ayer se reflejaron en los desempeños de la

Temas en esta nota