Efecto dolarización: ajustan las tasas de los créditos para individuos y empresas

La creciente demanda de dólares obligó a los bancos a afrontar un mayor costo de fondeo, que hoy debe ser trasladado. En el último trimestre hubo subas de hasta 400 puntos.

Por
29deJuliode2011a las07:57

Los banqueros estudian por estos días elevar entre 100 y 200 puntos básicos las tasas de algunos de sus préstamos, tanto los destinados al consumo como los comerciales, por los efectos que provocó la mayor inestabilidad política de las últimas semanas en sus costos de fondeo. Acostumbrados a confesar sus próximas decisiones sólo bajo estricto off the récord por el temor a recibir algún llamado o apercibimiento desde los organismos oficiales, los ejecutivos de los grandes bancos privados del país reconocieron ante El Cronista que deberán trasladar a su oferta de crédito los últimos incrementos concedidos a sus clientes sobre las tasas de los plazos fijos.

Según consignó este diario en su edición del último martes, las entidades se vieron obligadas en las últimas semanas a defender sus ahorros en pesos de la incipiente dolarización que ya empezó a sentirse en el sistema. Frente a esto, entonces, decidieron incrementar el retorno que ofrecen a sus clientes por sus ahorros minoristas en unos 100 puntos básicos durante el último mes. Y acumularon así un ajuste en el trimestre que, en algunos casos puntuales, llegó a ser de hasta 400 puntos básicos.

“En los préstamos destinados al consumo se va a ver de ahora en más una suba de entre 100 y 200 puntos básicos. Esto sucede porque las pasivas están tocándose un poco desde hace días y, a la larga, las activas deben acomodarse también”, explicó un gerente de préstamos que hoy no duda en intercambiar “anonimato” por “sinceridad”.

Si bien todos los banqueros descuentan, desde ahora, un nuevo piso en las tasas del sistema, también suponen que el margen para ajustarlas en las líneas de consumo hoy ya presenta alguna limitación. “No podemos subirlas mucho más porque dejaríamos de vender. Ya de por sí las tasas de los personales están hoy demasiado altas”, explicó el ejecutivo.

En su entidad, la tasa nominal anual (TNA) promedio se ubica hoy en el 26% y pasará, en los próximos días, al 28%. Lo mismo sucederá en su competidor más cercana. Por estos días, una oficial de cuentas de uno de los tres bancos con mayor inserción en el segmento retail está advirtiendo a sus clientes que la tasa nominal de sus préstamos personales promedio pasará del 21% al 24%. El movimiento puede alcanzar a repercutir en la demanda si se considera que hoy el costo financiero total (CFT) de estas líneas supera ampliamente el 40% anual.

“La evolución refleja el típico estrés preelectoral, que recalienta el mercado cambiario y presiona a los bancos a subir sus tasas de plazos fijos para compensar la mayor devaluación futura. Eso, tarde o temprano, tiende a reflejarse en las tasas activas (de los créditos)”, comentó el economista Alejandro Spora, coordinador de estudios macroeconómicos del Banco Ciudad.

En el sistema prevén también por estos días un avance de entre 200 y 250 puntos básicos en el costo del financiamiento de corto plazo que toman las empresas. Los adelantos en cuenta corriente, que de acuerdo con los relevamientos que hace el Banco Ciudad hoy tienen una tasa promedio del 17% anual, pasarían a ubicarse en torno al 19%; y los descuentos de documentos, que hoy reflejan una tasa de entre el 14,5% y el 15% anual, pasarían en una zona de entre el 16,5% y el 17%. Estos productos son más elásticos porque tienen un horizonte de vencimiento mucho más estrecho (no mayor a los 30 días) y porque sus tasas se encuentran actualmente en niveles muy negativos en términos reales.

Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota