La maquinaria agrícola, complicada

Las trabas afectan a empresas locales que se abastecen de componentes producidos en el exterior.

30deJuliode2011a las01:49

Además de dificultar la venta de tractores y cosechadoras importadas, las trabas del Gobierno a la maquinaria agrícola externa también están afectando de manera directa a fabricantes nacionales que se abastecen de componentes realizados en otros países.Un ejemplo es lo que le ocurre a la cordobesa Ascanelli, fabricante de sembradoras, tolvas y mixers [equipos para distribuir comida para la hacienda].

La empresa tiene frenadas en la Aduana unas 150 cajas de mando, que son "el corazón" que hace mover el funcionamiento de los mixers que fabrica en Río Tercero. La compañía tiene producción propia de la mayoría de sus partes, pero importa las cajas de Italia.

"Hace 90 días que tenemos las cajas en la aduana y no las podemos ingresar", contó Sebastián Jure, responsable comercial y de comercio exterior de la firma.

Jure explicó que esa situación está llevando a perder ventas a la empresa. "Ese es el problema más grande que hoy tenemos", expresó a LA NACION. La firma podría utilizar cajas que se hacen en el país, pero, según Jure, esos productos no tienen los estándares que requieren para sus equipos. "No nos dejan entrar [las cajas] porque se hacen acá, pero no son de la misma calidad que las de afuera", señaló. Lo llamativo es que Ascanelli tiene frenado el ingreso de ese componente pese a que su balance es positivo.

De hecho, según contó Jure, desde diciembre pasado colocó en el exterior mercadería por poco más de un millón de dólares, mientras que importó por 150.000 dólares. "Yo necesito que mi máquina funcione en óptimas condiciones, pero si pongo una caja que está por debajo de los estándares que necesito no voy a poder cumplir [con los clientes]", comentó.

Otros casos

En otra empresa nacional, en la que pidieron reserva de nombre, contaron que también viven una situación insólita por las trabas. En concreto, antes en un equipo usaban un malacate eléctrico que les permitía elevar las bolsas que se usan para almacenar granos. Era importado. Ahora no sólo no lo pueden ingresar en el país, sino que lo tuvieron que reemplazar por uno manual.

Por su parte, Néstor Cestari, fabricante nacional de tolvas para cosecha, afirmó: "Hay dificultades para los neumáticos agrícolas; no se consiguen con fluidez".

Y Miguel Becchio, responsable comercial de Metalfor, que fabrica pulverizadoras, dijo que esta firma necesita para sus equipos "computadoras y cubiertas que van siendo liberadas de a poco".

En Pauny, la mayor fabricante nacional de tractores, importan desde Brasil el motor del equipo. Jorge Gerbaudo, gerente de Ventas, afirmó que no tienen problemas. No obstante, aclaró que "se hicieron previsiones de compras" de motores.

Faltazo en Palermo

Con la entrada de productos frenada, algunas firmas no estuvieron en la Exposición Rural de Palermo. Agco, un gigante mundial de la maquinaria agrícola, no fue porque, entre otras cosas, no tenía "disponibilidad de productos", según una fuente.

José Gangoni, concesionario de John Deere en Lobos (que sí estuvo en la muestra), afirmó que las trabas a la importación están dificultando la comercialización de tractores.

"El impacto más grande se ve en tractores; no estamos vendiendo", indicó Gangoni, que añadió que se está anotando en una lista a los productores que quieran adquirir un producto para cuando se abra la importación.

Trascendió que Agco y John Deere están preparando un plan de producción en el país.VUELVE A CAER LA SIEMBRA DE TRIGO

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó ayer la siembra de trigo. Según la entidad, se implantarán 4,6 millones de hectáreas, 100.000 menos que en el ciclo pasado. El informe dice que muchos productores desistieron de sembrar por los problemas en la comercialización.

Fernand

Temas en esta nota