El oro fue la mejor apuesta como seguro anti-crisis

Las bolsas europeas y estadounidense mostraron caídas de entre el 2% y el 8%. El Merval atenuó la caída a sólo un 1% con el impulso que le dieron las acciones de Siderar y Grupo Financiero Galicia.

Por
01deAgostode2011a las07:39

Las jornadas de alto voltaje se multiplicaron en julio con el incremento de las turbulencias en Europa y Estados Unidos: los mercados se movieron al compás de las negociaciones en el bloque por la frágil situación fiscal de algunas de sus economías; las decisiones de las calificadoras de riesgo sobre las notas de estos países; el test sobre los bancos europeos; y especulaciones sobre un posible default técnico en la mayor economía del mundo.

Frente a esto, la elección de los operadores e inversores a nivel global no pareció demasiado innovadora: el oro, refugio histórico en los tiempos de volatilidad, se alzó sobre el resto de los activos con un avance del 8,4% a lo largo del mes.

“El metal actuó como protección a nivel internacional, por la preocupación que generó la crisis de la deuda de Estados Unidos y de los países europeos”, opinó Adrián Rivas, analista de Tavelli & Cía. La fragilidad de estas economías se reflejó en la evolución de sus plazas bursátiles: durante el mes, la bolsa española mostró el mayor desplome en la eurozona, con un retroceso del 8,15%; y los principales indicadores en Nueva York cerraron el período con una caída del 2%.

La debilidad del dólar en todo este tiempo fue el mayor impulso que recibió la onza de oro para superar ampliamente el precio histórico de u$s 1.600. Similar al que en ese tiempo mostró la soja, con un avance del 7%.

El efecto sobre el dólar fue totalmente opuesto en el mercado local. En contraste con la estampida de los inversores a nivel global, los ahorristas argentinos se lanzaron sobre la divisa que logró así terminar con un rendimiento positivo del 0,8% en el mes.

La persistentes expectativas de devaluación apuntalaron a la vez a los cupones argentinos atados al crecimiento que están nominados en dólares. La fuerte expansión de la actividad económica ya había dado soporte en los meses anteriores a la suba de estos títulos en moneda local. Pero, en julio, los inversores optaron por posicionarse sobre aquellos que habían levemente rezagados.

“Los cupones en moneda extranjera eran los que mayor potencial de crecimiento tenían, sobre todo por la expectativas de apreciación del dólar. Los que son en pesos estaban más arbitrados”, agregó Rivas.

También la Bolsa porteña quedó desacoplada del rumbo que mostraron en este mes las principales plazas bursátil. Frente a las

Con caídas mayores al 5% en las bolsas de San Pablo y Santiago de Chile, el Merval argentino registró un descenso de apenas 1,15%. Lo más destacado en la renta variable local fueron las acciones de Siderar. La resolución del conflicto, que terminó con la concesión al ingreso de los directores de la ANSeS, se sumó este mes a un jugoso pago de dividendos que provocó un avance del 11,64% en las acciones. Muy cerca, Galicia registró un avance superior al 9%. En renta fija, lo mejor fue el Discount en pesos, con una ganancia superior al 5%.

Temas en esta nota