El aumento jubilatorio llegó al 16,8% y preparan suba del salario mínimo

El incremento anual acumulado llega al 37% y beneficia a 6,8 millones de jubilados y pensionados. Tendrá un costo fiscal de $ 20 mil millones. Prevén suba de 28% en piso salarial.

04deAgostode2011a las08:10

La presidenta Cristina Fernández anunció ayer un aumento del 16,82% en las jubilaciones y pensiones, que alcanzará a más de 6,8 millones de beneficiarios a partir de septiembre y llevará el incremento acumulado anual de los haberes del sector pasivo al 37%, mientras prepara para los próximos días la convocatoria al Consejo del Salario que integran entidades empresarias y sindicales para discutir una nueva suba del salario mínimo, vital y móvil, que –según estimaciones oficiales– elevaría el actual piso salarial a $ 2.400.

Con el nuevo incremento oficializado por la Presidenta durante un acto en la Casa Rosada, la jubilación mínima pasará de $ 1.227,78 a $ 1.434,29, a lo que se suma el subsidio de $ 45 que paga el Pami. Se trata del segundo tramo del aumento anual dispuesto por la ley de movilidad jubilatoria: el primer tramo se aplicó con los haberes de marzo e implicó una suba del 17,3%. El aumento beneficiará a 5,7 millones de jubilados y 1,1 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas y tendrá un costo fiscal anual adicional de $ 20 mil millones.

“Estamos haciendo un gran esfuerzo, el modelo que construimos está dando resultado”, indicó Cristina al anunciar el aumento y explicó que “sobre una medida de canasta básica, y comparándolo con lo que se podría comprar un jubilado de otro país, un jubilado de la Argentina puede comprar 15,5 canastas básicas, uno de Uruguay 7,3, uno de Chile 7 y uno de Brasil 10,5”, destacó. La jefa del Estado resaltó que desde el inicio de la gestión del ex presidente Néstor Kirchner en 2003, la jubilación mínima se incrementó “un 856%, casi un 100% por año”, en tanto desde la puesta en marcha de la ley de movilidad en marzo 2009, el haber mínimo acumuló una suba del 107,87%.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, destacó que el incremento de las jubilaciones superó este año el promedio de los aumentos salariales negociados por los trabajadores del sector privado y atribuyó esa situación a “la fuerte mejora que registró la recaudación fiscal”, uno de los componentes que junto con la evolución salarial determina el nivel de la movilidad jubilatoria. “Esto demuestra que la movilidad no fue un fracaso y que la fórmula elegida es virtuosa y el mecanismo es el correcto para ser sustentable”, afirmó el titular de la cartera laboral. También el titular de la ANSeS, Diego Bossio, subrayó que la nueva suba “demuestra el interés del Estado de estar con los sectores más vulnerables”.

En paralelo al anuncio del incremento jubilatorio, el Gobierno inició los preparativos para la convocatoria formal al Consejo del Salario Mínimo, aunque aún no está definido si el organismo tripartito se reunirá antes o la semana después de las primarias del 14 de agosto. “La convocatoria se hará en los próximos días, pero no está atada al proceso electoral”, indicó Tomada y, si bien se mostró esperanzado en poder llegar a un consenso rápido entre las partes, se quejó de que las posiciones de sindicatos y empresas “se fijen excesivamente por los diarios”, en alusión a la importante brecha entre el reclamo de la CGT de una suba de 41,3% y la oferta empresario de un incremento del 24%. “No hay ningún criterio objetivo” para determinar el aumento, remarcó el funcionario.

Sin embargo, en otros despachos oficiales consideran que el acuerdo final se acercará al 28%, que resultó el promedio de los aumentos cerrados en la ronda de paritarias, con lo que el salario mínimo vital y móvil se elevaría de los actuales $ 1.840 a una cifra cercana a los $ 2.400.


Por Elizabeth Pege

Temas en esta nota