La mitad de las empresas que son inspeccionadas tiene personal en negro

La mayor parte de las irregularidades se da en la actividad rural, la industria forestal y los talleres textiles. Tras las denuncias, el 42% de los trabajadores son declarados.

Por
05deAgostode2011a las08:13

Cerca de la mitad de las empresas fiscalizadas por los inspectores del Ministerio de Trabajo durante los primeros siete meses del año tenía parte de su personal en negro o sin la correspondiente “clave de alta temprano”, irregularidades que involucraron en mayor medida a establecimientos dedicados a actividades rurales, textiles y forestales, según se desprende del último informe realizado en el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT).

El relevamiento también mostró que la tasa de detección de empleo no registrado alcanzó a 4 de cada 10 trabajadores (37,4%), en tanto que 1 de cada 3 trabajadores fiscalizados (36,2%) no poseía clave de alta temprana, por lo que no recibían los aportes y contribuciones de parte de sus respectivos empleadores.

Los datos del informe realizado por la Secretaría de Trabajo, que encabeza la viceministra Noemí Rial, indicaron que de un total de 61.823 empresas inspeccionadas entre enero y julio pasado, 29.921 (48,4%) establecimientos registraban algún tipo de irregularidad en cuanto a la falta de declaración de su personal o la inexistencia de aportes. La cifra es similar al nivel registrado en 2010 cuando se detectaron irregularidades en el 44% de las firmas fiscalizadas por las autoridades laborales.

Según explicó la viceministra de Trabajo a este diario, los mayores niveles de incumplimiento se detectaron en establecimientos vinculados con la actividad rural, los talleres textiles y la industria maderera. “A esta altura no se puede entender que sectores con una alta productividad mantengan a sus trabajadores en condiciones de esclavitud”, se quejó la funcionaria. A esos sectores también se suman la falta de registración del personal tercerizado en la industria de la construcción y la producción de ladrillos.

Además, los resultados de las fiscalizaciones mostraron que de un total de 189.713 trabajadores relevados, el 37,4% (69.416 trabajadores) no estaban registrados, en tanto que otros 68.778 trabajadores no estaban declarados en el Sistema Integrado Previsional (SIPA) o poseía una clave de alta temprana irregular.

Por otra parte, respecto de los efectos de las fiscalizaciones, el informe indicó que la tasa de regularización de trabajadores luego de las inspecciones y denuncias alcanzó al 42%, 5 puntos porcentuales por encima de los niveles de regularización observados durante 2010 (37,2%). “Es por esto que estamos luchando, para que todos los trabajadores tengan una trabajo digno, decente, de calidad, con todos sus derechos garantizados”, remarcó Rial.

En el marco del PNRT, iniciado en 2003, las autoridades laborales fiscalizaron más de 910 mil establecimientos en todo el país, donde se inspeccionaron las condiciones de contratación de casi tres millones de trabajadores. A partir de esas inspecciones se observó que la mayor cantidad de irregularidades y falta de registración del personal se produce en empresas de las regiones del NEA y NOA, principalmente dedicadas a las explotación forestal y las actividades rurales.

Actualmente unos 500 inspectores de la cartera laboral distribuidos en 38 delegaciones regionales están destinados al PNRT junto con funcionarios de la Anses y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Por Elizabeth Peger.

 

Temas en esta nota