Los dilemas del etanol

El autor sostiene que el suministro mundial de etanol seguirá siendo ajustado en 2011 y que la situación podría extenderse en el tiempo. Agrega que habrá que aceptar el hecho de que la industria en Brasil, un productor clave, ya no considera las exportaciones como estratégicas, porque su mercado va a absorber casi todo el volumen de caña de azúcar disponible.

06deAgostode2011a las02:10

Nuestra reciente encuesta sobre producción mundial de etanol indica que el suministro seguirá siendo ajustado en 2011, situación que podrá extenderse en el tiempo. Los altos precios de materias primas, la insuficiente inversión, los altos valores del petróleo crudo y la creciente demanda pueden generar mayor volatilidad en el mercado.

La situación en Brasil ilustra los cambios fundamentales que se están produciendo en la industria mundial de etanol. Por primera vez desde 2004 se prevé un descenso anual en la producción. Hay que reconocer que el azúcar ha sido un producto mucho más atractivo para los ingenios en el hemisferio sur en general y en Brasil en particular.

Dados los precios récord de etanol a principios de este año, se podría preguntar por qué hay tanta reticencia a desarrollar nuevas plantas. Una respuesta simple es la escasa rentabilidad. A pesar de que los precios son altos, los costos de producción de etanol de caña han ido aumentando, y en muchos casos en mayor medida que el precio de venta. Por otra parte, los costos asociados con el desarrollo de nuevas plantas también se han incrementado, no sólo en costos de capital, sino también en costos regulatorios.

Hoy en día se necesita mucho más tiempo para adquirir todos los permisos necesarios para construir nuevas plantas que en el 2007, durante la época del último auge. Como resultado, el tiempo de construcción ha aumentado a 3-4 años de los 2-3 años necesarios anteriormente. La política de esperar y ver qué pasa puede ser tan miope como el exceso de optimismo que caracterizó al sector en la temporada 2007/08.Por el momento, el mercado mundial tiene que aceptar el hecho de que la industria de Brasil ya no se refiere a las exportaciones como estratégicas. El mercado local de etanol y azúcar va a absorber todos los volúmenes adicionales de caña. La situación sólo cambiará cuando la industria haya absorbido completamente las sucesivas temporadas que fueran impactadas por las condiciones climáticas adversas.

Es poco probable que la industria del etanol en los Estados Unidos se pueda caracterizar con un perfil exportador. Los dos millones de metros cúbicos exportados el año pasado fueron el resultado directo de insuficientes medidas para impulsar la demanda interna. Sin embargo, el sector ha aprendido a adaptarse a estos desafíos y es probable que los embarques se mantengan altos, por lo menos en el año 2011. El hecho de continuar o no con los embarques más allá de este año dependerá en gran medida del futuro de los planes de estímulo en el país, en particular, de los incentivos fiscales.

La demanda interna será un factor clave para determinar los excedentes de EE.UU. En este momento, la industria del etanol en los EE.UU. está desarrollando una serie de medidas para impulsar el consumo en el mercado interno, pero todas ellas parecen tener algo en común: impactarán en el mercado de forma gradual.

El saldo de etanol de la UE muestra que la Comunidad es muy dependiente de las importaciones. Los altos precios del trigo han minado fuertemente los márgenes de operación en muchas plantas, y al mismo tiempo la falta de etanol de caña en el mercado mundial ha restringido aun más los suministros. Por lo tanto, el etanol de maíz relativamente barato es una propuesta muy atractiva para ayudar a impulsar el mercado en el 2011.

En la UE, la demanda de etanol está en alza, debido a los nuevos objetivos de mezcla. El año 2011 podría ser un año crucial, ya que a muchos países no les será fácil alcanzar sus metas de bioco

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota