A pesar de la crisis, los productores mantienen sus planes de siembra

La incertidumbre sobre el futuro del mercado granario no contagió de pesimismo a los productores, que todavía ven un buen potencial para la campaña 2011/12.

Por
10deAgostode2011a las07:50

Los productores argentinos mantienen expectativas razonables sobre los resultados económicos de su cosecha de maíz y soja, los principales granos de la llamada “campaña gruesa”, que comienza a fin de mes.
Ayer, la soja volvió a caer, perdiendo u$s 3,86 en Chicago, pero el maíz y el trigo vivieron un rebote técnico tras las pérdidas del lunes, lo que animó a los analistas y productores durante la jornada.

En paralelo, se espera que mañana el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) emita un reporte alcista, porque se descuenta que la ola de calor en el centro y sur de Estados Unidos, sumada a inundaciones en el norte, recortará mucho la producción de maíz y, un poco menos, la de soja en el gigante agropecuario del norte. Menos producción disminuye la disponibilidad de granos para exportar, de lo que se van a beneficiar Argentina y Brasil, con una demanda que seguirá empujando los precios. Eso, en teoría, debería suceder, según los analistas consultados por El Cronista, que coinciden en que los fundamentos del mercado son sólidos.

Para Gustavo López, de Agritrend, “a diferencia de otros años, vemos que el mercado está sumamente sano porque la demanda, particularmente de maíz, es muy alta. Podemos esperar fuertes volatilidades, pero dentro de un mercado sano”, resumió.
Es que, más allá de los fundamentos del mercado (stocks, producción y demanda) juegan su papel los fondos especulativos, que pueden decidir refugiarse en otros activos.

Según López, para los fondos, los commodities representan 6% de su inversión. Pero para el mercado de Chicago, la plaza de referencia para la Argentina, representan entre el 60% y el 70% de las operaciones. Como ejemplo, en 2010 el volumen anual operado en Chicago, entre futuros y opciones, fue de 6.400 millones de toneladas. Ese volumen es equivalente a 25 cosechas mundiales ó 73 cosechas estadounidenses. Estas operaciones, que no terminan en una entrega física, dan cuenta de la participación de los fondos.

Según Javier Buján de la corredora Kimei Cereales, “bajo ningún punto vista” se puede decir que el mercado no va a bajar más. “Sí podemos decir por qué el mercado quizás no debiera bajar más, pero asegurarlo parece demencial”, expresó.
Con ventas de insumos muy avanzadas por parte de las semilleras y firmas de agroquímicos y fertilizantes para la campaña de maíz, fuentes del mercado aseguraron que “hoy es muy prematuro” anticiparse, pero que los productores locales ven “oportunidades más que amenazas”.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota