Ya son cinco los fallecidos por la ola de violencia

La nueva víctima es un hombre de 68 años que permanecía internado desde el lunes con graves heridas a raíz de una agresión; la intensa presencia policial permitió otra noche de calma.

Por
12deAgostode2011a las08:05

Con el fallecimiento de un hombre de 68 años que permanecía en estado crítico desde el último lunes, asciende a cinco el número de víctimas mortales causados por la ola de violencia que se desató en el Reino Unido.

Según informó Scotland Yard, Richard Mannington Bowes sufrió el lunes por la noche heridas en la cabeza tras ser atacado por un grupo de jóvenes cuando intentaba sofocar un incendio provocado en dos contenedores de basura en el barrio londinense de Ealing.

La policía, que ha destacado "la brutalidad" de esta agresión, abrió una investigación por asesinato y publicó una imagen grabada con las cámaras de seguridad de un sospechoso, "un hombre negro, de unos 20 años y de constitución corpulenta".

Los otros cuatro fallecidos en los disturbios son un hombre de 26 años, encontrado muerto en Croydon, en los suburbios de Londres, dentro de un vehículo con heridas de bala, y tres asiáticos atropellados por un coche cuando trataban de proteger los comercios de su vecindario en la ciudad de Birmingham.

Desde que el pasado sábado estalló la violencia en el barrio de Tottenham, la policía metropolitana detuvo a 1723 personas implicadas en desórdenes y saqueos en las diferentes ciudades en las que se propagaron los disturbios, según los últimos datos de Scotland Yard.

En tanto, el primer ministro británico, David Cameron, volvió a reunir esta mañana a su gabinete de crisis después de una segunda jornada de calma en las calles inglesas en las que se mantiene una alta presencia policial.

En las ciudades afectadas por la violencia no se registraron anoche incidentes significativos frente a la virulencia de los altercados de los primeros días. En Londres,

En una sesión extraordinaria celebrada ayer en el Parlamento, David Cameron prometió mano dura contra los culpables de los disturbios al tiempo que recomendaba no bajar la guardia. El premier dijo que el gobierno hará "todo lo necesario" para restablecer el orden y que durante el fin de semana se mantendrá la intensa presencia policial..

Temas en esta nota