Sorpresa: también hubo voto del campo en el triunfo del kirchnerismo

Ganó por amplio margen en zonas agrícolas y ajustado en las tamberas.

Por
15deAgostode2011a las08:01

Basta ver desde la ruta 5, a 300 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, las instalaciones estilo futurista de Los Grobo, seguidas por complejos de silos y campos que parecen alfombras de soja, girasol y maíz. Un poco más allá también se despliega La Dorita, uno de los mayores tambos de la región. Su propietario es Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural. Allí, Cristina Kirchner logró en las primarias de ayer el 40% en las urnas con una ventaja de 20% sobre el segundo favorito, Eduardo Duhalde. Asombrado, un productor agropecuario de los grandes lo atribuyó a que “el bolsillo venció a la ideología”.

Casares fue zona de piquetes y cortes durante el conflicto del campo, aunque al compás de los altos precios de los granos le fue mejor y progresó en los últimos años.

Tal vez la soja, en torno a los US$ 500 la tonelada, explique el resultado en el mayor polo productivo del mundo, los partidos de Pergamino, Rojas y Colón en la provincia de Buenos Aires. Los resultados favorables a Cristina fueron 36,5%, 35% y 50,7% , respectivamente. En todos los casos hubo una diferencia notable con el segundo, Duhalde en Pergamino y Rojas y Binner en Colón.

En Tres Arroyos, donde hace más de un siglo no se pierde una cosecha de trigo, el 66% depende directamente de los negocios del cultivo. Hace ya varios años que los que siembran el cereal están en pie de guerra con el Gobierno por las trabas a las exportaciones. Pero esa bronca no se notó en la votación de ayer. Cristina Kirchner ganó ampliamente con casi el 53% de las voluntades.

Algo de eso supo Mario Llambías, presidente de CRA y candidato de Elisa Carrió. En su campaña por el interior bonaerense los afiliados de CRA le advertían que se inclinaban por Duhalde y en algunos casos por Cristina. Un dato, CRA es una de las entidades más férreamente opositoras a la política de la Casa Rosada.

Ayer, la fórmula del Frente para la Victoria se impuso en distritos donde nunca antes había ganado el peronismo.

Es el caso de Navarro y de Suipacha, entre otros.

Es cierto que en las escuelas rurales del interior provincial las cosas fueron distintas y muchos peones y sus patrones se inclinaron, como en la escuela Calvo de Coronel Dorrego y la San Agustín de Balcarce por la dupla Alfonsín- De Narváez. Fueron excepciones.

Otra sorpresa fue General Roca que vive de los fruticultores, los mismos que protestaron desnudos ante la AFIP para quejarse de las penurias que significa la inflación en dólares para una economía regional. Cristina Kirchner cosechó casi el 60%.

Padecimientos parecidos aún tienen en Chilecito, La Rioja, los productores de aceitunas. Cristina logró el 43,% En Venado Tuerto, Santa Fe, de dos cosechas al año por la combinación de trigo y soja, la segunda ciudad santafecina y conocida como la esmeralda del sur, Cristina aventajó por 10 puntos a Hermes Binner. Aunque en Rafaela, una de las principales cuencas lecheras del mundo, las quejas de los tamberos por los precios se trasladaron a la mesa de votación . Si bien ganó Cristina Kirchner fue por apenas 4 puntos . Lo mismo sucedió en Llambí Campbell el pueblo donde votó Carlos Reutemann.

A la Presidente le fue mejor en Villa María, Córdoba, la usina láctea para el centro del país. La eligieron con el 42,5%.

Río Cuarto fue bastión de la pelea ruralista en marzo de 2008. Y uno de los dirigentes de ese conflicto, Néstor Roulet, devino en candidato radical en la última elección para gobernador. En esa ciudad cordobesa, a la que llaman la pampa gringa, Cristina Kirchner sacó el 31,59% con una ventaja de 8 puntos sobre el segundo más votado, Alberto Rodríguez Saa.

Por Silvia Naishtat.

Temas en esta nota