BBVA: “Turbulencias globales no afectarán mucho a la Argentina”

Un crecimiento del PBI del 7,5% en 2011 y del 5,7% el año próximo, desaceleración de las importaciones y un el dólar a $ 4,30 para diciembre son las estimaciones de BBVA Research para el futuro inmediato de la Argentina.

Por
18deAgostode2011a las09:44

Las cifras, calculadas a fines de julio pasado, no incluyen buena parte de los vaivenes globales de las últimas semanas, por lo que tienen un sesgo más bien optimista. Aún así, Joaquín Vial, economista jefe de BBVA Research para América del Sur, estima que en el próximo año y medio “las turbulencias globales no afectarán fuertemente a la Argentina, no lo suficiente como para generar una crisis”.

“La diferencia entre este momento del mundo y la crisis de 2008 es que en aquel momento hubo una pérdida total de confianza en el sistema financiero, lo que significó el congelamiento del crédito y en América Latina esto influyó en que se frenó el financiamiento externo”, dijo Vial.

“Estamos ahora ante una crisis distinta, de naturaleza fiscal, en la que los gobiernos enfrentan la necesidad de un ajuste que puede ser recesivo, pero en la medida en que la confianza en el sector financiero no sea golpeada desaparece esa vía de transmisión”, añadió.

“Además, en el 2008 los economistas sabíamos que la región era más sólida que el resto del mundo, ahora lo sabemos los economistas, los gobiernos y los empresarios. El impacto sobre la confianza será mucho más acotado”, argumentó el economista.

En cuanto a las previsiones para la Argentina, BBVA ve un sostenimiento de los buenos precios internacionales de materias primas, además de la continuidad de una demanda interna saludable, lo que explica las estimaciones de crecimiento.

Las únicas señales de alarma que detecta llegan por el lado de las cuentas públicas, ya que el informe estima un magro crecimiento del superávit de cuenta corriente para este año y una caída del 0,8% del PBI para el año próximo.

También estima un déficit fiscal equivalente 1,2% del PBI para este año y del 1,6% para el 2012. Déficits muy manejables, siempre y cuando la Argentina logre financiarse en los mercados internacionales el año próximo.

“En nuestros cálculos está descontado que, más tarde o más temprano, la Argentina conseguirá financiamiento el año próximo”, señaló Vial.

–¿Las recientes caídas de los mercados mundiales no dificultarían esa posibilidad?
– Seguramente, pero no de una manera trágica. Probablemente el financiamiento al que acceda la Argentina sea algo más caro o llegue un poco más tarde. Pero ya han hecho colocaciones varias provincias durante este año, y todo parece encaminarse hacia una vuelta del país al financiamiento externo.

Por Matías Barbería.

Temas en esta nota