La tierra sustentable

Las nuevas tecnologías, los diferentes desafíos y los últimos estudios en materia de nutrición biológica fueron las propuestas que se desarrollaron en la conferencia que coordinó Hugo Permingeat, profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

18deAgostode2011a las10:17

La disertación sobre el futuro de la producción para Sudamérica en ésta materia, se llevó a cabo en la sala Belt durante la primera jornada del XIX Congreso de Aapresid, que se realiza en el Centro de Convenciones Metropolitano en Rosario y al que asisten más de 2700 personas.

Luego del receso para el almuerzo de los congresistas, la actividad en el XIX de Aapresid se reanudó con la intervención de tres especialistas en materia de avances microbiológicos, genéticos y moleculares. En una sala Belt colmada, disertó -en primer lugar- el canadiense y líder de investigación en tecnologías para el grupo Novozymes, Michael Froydman.
En su introducción, el Dr Froydman hizo un rápido repaso por los trabajos y servicios que realiza su empresa a nivel mundial y específicamente en Sudamérica, donde cuenta con dos sucursales; una en Curitiba (Brasil) y otra en la localidad de Pilar, Argentina. Novozymes suma unos 6.000 empleados a nivel mundial y cuenta con un número similar de patentes que venden en 34 países., Ésta empresa se dedica a la investigación y al desarrollo de la bioagricultura a través de inoculantes que buscan beneficiar el medioambiente y mejorar los cultivos.

Froydman se refirió a un elemento muy conocido como el nitrógeno y su fijación a través de cepas, por ejemplo en un cultivo de soja. Pero también puso énfasis en otro elemento muy importante como el fósforo y la posibilidad de que en Estados Unidos se agoten las reservas del mismo en apenas cincuenta años.

Por último, el especialista canadiense mostró dos productos de origen biológico, purificados de organismos existentes en la naturaleza (los LCO y el JampStart) que contribuyen a un crecimiento más favorable de los cultivos. Ambos casos, son el producto de la investigación para constituirse en un insumo de la producción y que también ya se comercializan para promover la nutrición biológica.

En segundo lugar, el Doctor de Ciencias Bioquímicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) Luis Wall, hizo énfasis sobre el estudio de la biología del suelo y la agricultura sustentable. Como un ejemplo claro, Wall afirmó que era necesario tener una visión global e integradora del suelo como un organismo vivo: “La biología del suelo está sustentada por microorganismos y bacterias que aún no conocemos del todo”, resaltó.

La presentación del especialista platense condujo a comprender que la microbiología y la bioquímica de suelos, permite distinguir historias de uso y de esa manera construir indicadores de calidad para la certificación de buenas prácticas agrícolas y de esa manera poder desarrollar una trazabilidad de producción que garantice la sustentabilidad de la misma.

En tercer y último término, Alejandro Mentaberry –asesor científico del Instituto de Agrobiotecnología de Rosario (INDEAR)- explicó los fundamentos del proyecto Soilgene, que básicamente intenta “comprender” la estructura del suelo y su múltiple interacción con la multiplicidad de factores externos. Mentaberry analizó los avances de la Red de Genética del Suelo para una agricultura sustentable, y destacó la inversión y esfuerzo en conocer la diversidad genética existentes en nuestros suelos. También analizó cómo el manejo de los sistemas productivos afecta la biodiversidad y cómo la diversidad actúa sobre el rendimiento de los cultivos, además de posibilitar el hallazgo de genes de interés para los mismos.

Cómo síntesis de la presentación de éste panel, puede destacarse que las disertaciones destacaron la agricultura sustentable y su aplicación, lo que demuestra el compromis

Temas en esta nota