Mejor prevenir que curar

Con la idea de generar conciencia de prevención de siniestros en los productores agropecuarios, se desarrolló en la sala Belt del XIX Congreso de Aapresid, la breve pero no por eso menos importante conferencia sobre las causas que pueden provocar un incendio en un campo.

Por
19deAgostode2011a las10:32

Un tema que en la actualidad está muy poco abordado tanto por las aseguradoras agropecuarias como por la legislación nacional. Lo que provoca una especie de zona gris en ésta materia y que los productores deberían poner más atención para conocer no sólo sobre las pérdidas naturales que puede dejar un siniestro ígneo sino también en los trastornos que le puede traer a nivel legal.

La exposición “El fuego, protagonista del sistema de producción” estuvo a cargo del productor del norte bonaerense Rafael Aliaga, quien ponderó implantar y generar conciencia de prevención sobre el tema en el sector agropecuario. El especialista explicó que la “revolución productiva cambió el ambiente” y aseguró  que “la pampa húmeda está inflamable”.

Para Aliaga, las causas que pueden provocar un incendio en el campo son variables y ejemplificó con algunos casos cómo un siniestro generado por una falla en el funcionamiento de una cosechadora o el de un basural mal ubicado en la zona. También hizo referencia a situaciones más simples como las brasas no apagadas de un tradicional asado o un cigarrillo arrojado aún encendido.
Según el especialista, la intensidad y la duración del fuego provoca pérdidas en el suelo en algunos casos irrecuperables y en otros en los cuales se hace muy difícil recuperar en un plazo razonable los principales nutrientes de la tierra. Además sostuvo que el origen de los incendios se producen principalmente por negligencias humanas y que la mayoría de las catástrofes son evitables.

La preocupación de Aliaga pasó por la escasa legislación que hay sobre el tema y por el desconocimiento en general que subsiste en el sector ante estos casos. Lo cual le puede generar más de un dolor de cabeza a el productor que sufra un siniestro y más aún si el incendio se propaga por campos vecinos.

Por ese motivo, el especialista hizo hincapié en la necesidad de educar y concientizar al productor en este aspecto, además de asesorarse de manera adecuada con las aseguradoras de riesgo. Por último, Rafael Aliaga propuso que se realice un protocolo de normas de prevención en la agricultura certificada. También propuso generar un intenso debate sobre los riesgos que se corren y llamó a involucrar al Estado Provincial y Nacional en la generación de un marco regulador obligatorio ya que según el especialista el nuevo sistema de producción lo necesita de manera urgente e hizo un llamado que puede sonar dramático pero que no se aleja de la realidad: “El fuego forma parte del sistema, téngalo en cuenta”.

Temas en esta nota