Feletti no cree que la Argentina se contagie de la crisis

En cambio, consideró que podría ser afectada si se produce una retracción del comercio mundial.

Por
20deAgostode2011a las08:23

Es muy probable que la crisis internacional no nos contagie financieramente." Con esas palabras el viceministro de Economía, Roberto Feletti, relativizó ayer el impacto local del actual cimbronazo que está azotando principalmente a Europa y Estados Unidos.

En una conferencia de prensa en el Hotel Aconcagua de esta ciudad, a la que vino a acompañar a La graN maKro, el movimiento de economistas jóvenes cercanos al Gobierno, afirmó, sin embargo, que la crisis golpearía a la Argentina en caso de una retracción comercial mundial.

El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria (FPV) en la ciudad de Buenos Aires indicó además que la inflación del país se resolverá "con más crecimiento" y que actualmente los números de los economistas privados muestran una reducción en la suba de precios. Según dijo, el índice de precios "tenderá" a converger con la tasa de expansión de la economía.

El funcionario kirchnerista anotó a la inversión como una materia pendiente que deberá resolver la próxima gestión. "Una agenda pendiente es la inversión. Aunque estamos, a fin de año, llegando al 23,8% del PBI, se necesita más para crear más consumo y mercado interno." En ese sentido, puso como ejemplo los créditos del Bicentenario.

Sobre el problema de deuda que reflejan los países europeos y Estados Unidos, Feletti sostuvo además que "es muy profunda y que tendrá consecuencias muy graves para el empleo y los equilibrios macroeconómicos".

Enumeró los fundamentos de la sólida victoria en las primarias de la presidenta Cristina Kirchner y chicaneó al presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, por sus polémicas declaraciones de anteayer. "A pesar de lo que diga Biocalti", dijo para después agregar: "El esquema fundamental [para el buen resultado eleccionario de la Presidenta] son las certezas que da este gobierno y que no hay ninguna turbulencia en la economía, por lo que la gente sigue tomando decisiones de consumo. Hay previsibilidad en la demanda", explicó.

Sobre el futuro de la economía argentina afirmó que habrá una ratificación del rumbo, ya que "hay cuestiones que son modélicas, como la consolidación del mercado interno, que llegaron para quedarse".

Sobre la inflación, señaló: "Las tensiones de precios se resuelven con el crecimiento". "Incluso las mediciones privadas afirman que los precios han bajado a la mitad en este último año. Con el crecimiento, las variables de la coyuntura tienden a ordenarse", concluyó.

Temas en esta nota