Productores de huevos van por una mejora del tipo de cambio

Avicultores cordobeses realizaron el planteo a Boudou el fin de semana, durantela Exposición Rural. Pedirán quita de retenciones y participar en los planes sociales.

Por
23deAgostode2011a las10:23

 Después de que la semana pasada el Gobierno nacional decidió mejorar el tipo de cambio –vía rebaja de retenciones– a productos de la pesca, otras actividades hacen fila para mejorar su competitividad para enfrentar mercados afectados por la crisis, como los europeos y estadounidenses.

“Vengan a verme el martes a Buenos Aires; algo vamos a hacer”, les dijo el ministro de Economía, Amado Boudou, el sábado a los empresarios de la Cámara de Avicultores de Córdoba, que lo fueron a ver en la Exposición Rural de Córdoba junto a referentes de Capia, la cámara nacional que agrupa a la cadena del huevo.

Boudou los convocó para que asistan hoy a un acto en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, donde la empresa Ovoprot Internacional, uno de los industrializadores del ramo, tiene previsto presentar un plan para financiarse en el mercado de capitales.

“Desde hace ya un tiempo, el mercado internacional del huevo está pinchado y sobreofertado. En los últimos cinco años hemos crecido en el país un 100 por ciento porque pasamos de 25/27 millones a casi 50 millones de ponedoras con inversiones genuinas, sin subsidio, y ahora necesitamos una mano para defender esas inversiones”, explicó a La Voz del Interior Miguel Peinado, presidente de la Cámara de Avicultores local y representante de las empresas cordobesas ante Capia.

A diferencia de la cadena de carne aviar, que también ha tenido un formidable crecimiento en los últimos años, tanto en el mercado doméstico como en la exportación (más de 400 millones de dólares en 2010), los productores de huevo no cerraron acuerdos con el Gobierno para recibir compensaciones de precios.

Como otros sectores exportadores, la actividad se quedó sin los reintegros del cinco por ciento y con derechos de exportación del siete por ciento.

En el flanco externo, las complicaciones para el sector radican en que en los países compradores, como en el caso de los europeos, la situación dista de ser floreciente y ha tendido a agravarse, lo que ha deprimido los precios que perciben los productores. Y, en el frente interno, el incremento de los costos, la apreciación del peso frente al dólar y valores del huevo que se han mantenido por meses, pese a la marcha de la inflación, agregan un mal condimento para la evolución del negocio.

“Si tenemos que enumerar medidas, con muy poco salimos. El huevo se exporta con valor agregado (en su mayor parte en polvo), pero lo cierto es que se está quebrando la cadena de pagos y están entrando a comprometerse las inversiones”, añadió Peinado.

Respondiendo a la promesa del ministro-candidato, directivos de Capia irán hoy con una carpeta con más información. Entre las opciones que baraja el sector están la quita de retenciones con el retorno de reintegros a la exportación y también que el Gobierno nacional acepte una propuesta para que el huevo sea incluido en los planes sociales, como una manera de incrementar el consumo. Según los productores, después de la leche materna, el huevo es uno de los alimentos para consumo humano más completos y, en su formulación en polvo, puede ser aplicado para elaborar flanes o exquisitas omelettes.

Temas en esta nota