Suben las tasas para disuadir a quienes planean pasar las elecciones dolarizados

En las últimas semanas se aceleró el drenaje de depósitos y la tasa que pagan los bancos privados por sus plazos fijos mostró su mayor salto en 15 meses, al trepar al 12,5% anual.

Por
23deAgostode2011a las10:32

La consigna es pasar las elecciones refugiados en el dólar. Y protegerse, también, frente a las amenazas de una recesión global que promete arrastrar a los emergentes.
El nerviosismo de las últimas semanas detuvo el avance de los depósitos en los bancos locales y apuró a los ejecutivos a salir más agresivamente a tentar a los ahorristas.
Con esto, la tasa de interés de los plazos fijos mostró estas semanas su mayor salto en los últimos quince meses y se ubicó en el 12,5% anual por primera vez desde la crisis de Lehman.

El ajuste se vuelve más imperioso en un momento en que el nerviosismo local se incrementa y la posibilidad de una recesión global es más cercana. Entre mediados de julio y el viernes pasado, la tasa Badlar de los bancos privados –el retorno de referencia que estos pagan por los depósitos a 30 días mayores al millón de pesos– se disparó en unos 100 puntos básicos como no lo había hecho desde junio del 2010.

“La novedad es que por primera vez desde la aceleración de la salida de divisas se comienza a observar una desaceleración en la colocación de depósitos bancarios por parte del sector privado y, a su vez, una suba en las tasas de interés pasivas. Si bien estos fenómenos no son alarmantes, marcan un cambio de tendencia que deberá seguirse atentamente en los meses venideros, sobre todo teniendo en cuenta la coyuntura político-electoral”, comentó el economista Joaquín Berro Madero de Fundación Mediterránea.

En su último informe, la consultora advierte que los plazos fijos crecían al 32,1% interanual durante abril, mayo y junio. Pero, entre el 12 de julio y el 12 agosto, esa tasa de crecimiento fue de apenas el 26,4%. Prácticamente lo mismo que la inflación. Esto indicaría que, actualmente, no hay expansión de la liquidez en términos reales.

“La salida de depósitos no es masiva aún, pero sí se percibe una compra genuina de monedas. Hoy los ahorristas no se están llevando plazos fijos para comprar dólares. Este movimiento ya se disipó. Pero el que tiene que tomar la decisión entre comprar moneda y hacer una nueva inversión, prefiere reservar sus ahorros para cambiarlos en divisas”, opina el analista Gustavo Giraldez, de Zonabancos.com.

Los banqueros estiman que el traslado a las tasas que cobran por sus préstamos será “ineludible” pero “no inmediato”.
Las entidades ya habían reconocido a este diario en los últimos días que estaban embarcados en la tarea de elevar entre 100 y 200 puntos básicos los costos de las líneas destinados al consumo y para empresas. La presión, agregan los analistas, continuará.
De acá a fin de año, las consultoras estiman una suba para la Badlar privada de entre 200 y 300 puntos básicos.

Según explican, la suba de tasas se acentúa en los ahorros de mediano y largo plazo. “Sucede que la misma incertidumbre electoral reduce los plazos de colocación, porque los ahorristas prefieren posicionarse a pocos días”, explica Giraldez.
A lo largo del año, la participación de los plazos fijos de entre 60 y 90 días mostró una caída del 36,5% al 34,5% del total.


Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota