Aún sin rastros de Kadafi, los rebeldes combaten con grupos leales al dictador

Los enfrentamientos ocurren en el complejo de Bab al Aziziya y en Trípoli. Opositores consideran que Kadafi, que ayer proclamó “victoria o muerte“, pudo haberse desplazado al sur de la capital.

Por
24deAgostode2011a las15:31

A un día de haber tomado el control del complejo de Muammar Kadafi en el barrio de Bab al Aziziya, grupos rebeldes continúan combatiendo con algunos focos de leales al dictador libio. Mientras, fuentes de la oposición consideraron que Kadafi, cuyo paradero aún se desconoce, pudo haberse desplazado al sur de Trípoli.

Los disparos y detonaciones se escucharon en la zona del búnker del dictador y en los alrededores del Hotel Rixos de Trípoli, que alberga a periodistas extranjeros.

La cadena Al Jazeera reportó disparos en el barrio de Abu Salim, al sur del complejo, mientras testigos informaron los impactos en el área del hotel.

Los rebeldes tiraron abajo ayer las murallas de cemento del inmenso complejo en Bab al Aziziya, todo un símbolo del poder del dictador. Imágenes divulgadas por Al Jazeera mostraron a un joven rebelde encaramado a una escultura que representa un puño aplastando a un avión (símbolo de los ataques aéreos estadounidenses contra este recinto en 1986) para intentar destruirla. Sus compañeros pisoteaban una máscara de Kadafi y quemaban fotos. Varios cuerpos estaban esparcidos por el búnker, aparentemente de soldados leales a Kadafi y había además numerosos heridos.

Pero Kadafi no fue hallado. A pesar de que los rebeldes recorrieron cuarto por cuarto, ni el dictador ni su familia aparecieron. Pero entrada la noche, la voz del dictador se escuchó por una radio local.

“Victoria o muerte”, proclamó, y reconoció que había abandonado su búnker en una “movida estratégica”, tras los bombardeos de la OTAN.

Lo cierto es que la dictadura aún tiene poderío y milicias leales. Las cadenas de noticias occidentales que tienen enviados destacados en Trípoli, como la BBC, han difundido imágenes de movilizaciones de partidarios de Kadafi armados y envueltos en sus banderas verdes. Ahí todos juraban lealtad y su intención de morir salvando al régimen.

Temas en esta nota