Sin acuerdo por la agenda, arranca el Consejo del Salario

Sindicalistas y empresarios se reunirán con el ministro Carlos Tomada, pero llegan a esa instancia sin ponerse de acuerdo sobre la agenda de temas a discutir.

Por
25deAgostode2011a las10:13

El Gobierno convocó al Consejo del Salario a una reunión que se realizará mañana a las 14 en el Ministerio de Trabajo. Allí, sindicalistas y empresarios se reunirán con el ministro Carlos Tomada. Pero llegan a esa instancia sin ponerse de acuerdo sobre la agenda de temas a discutir .

La CGT ya fijó posición al respecto: pidió que el salario mínimo pase de los $ 1.840 actuales a $ 2.600, lo que representa un aumento del 41,3%.

Pero el reclamo de la CGT no acaba allí. Cuatro días antes de las elecciones primarias, en las que Cristina Kirchner sacó más del 50% de los votos, Hugo Moyano le envió una carta a Tomada en la que le hizo tres pedidos: modificar el piso a partir del cual los trabajadores pagan Ganancias, quitar los topes para el cobro de asignaciones familiares, y fijar el salario mínimo, vital y móvil en $ 2.600.

Pese a que en Trabajo aseguraron que lo único que se discutirá mañana será el aumento del salario mínimo , desde la CGT insistieron en que irán por todo.

“Nosotros hemos cursado una nota al Ministerio de Trabajo para el tratamiento de éste y otros temas en el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, como es una actualización de las asignaciones familiares y una nueva corrección del tope (mínimo) para aplicar el impuesto a las Ganancias”, subrayó el secretario general del gremio de trabajadores de Dragado y Balizamiento y miembro del Consejo Directivo de la CGT, Juan Carlos Schmidt.

En la misma línea se expresó Pedro Wasiejko, secretario adjunto del sector de la CTA que lidera Hugo Yasky, quien advirtió que el aumento salarial que pedirán “dependerá de que se acepten tratar otros temas que reclamamos desde que el Gobierno volvió a convocar a este órgano tripartito de discusión en el 2004”.

“Estaríamos dispuestos a aceptar un incremento a 2.600 pesos, siempre y cuando se garantice el cumplimiento de los otros puntos que demandamos y que permitiría lograr un avance en el futuro para todos los trabajadores”, dijo Wasiejko. Aunque advirtió que, por efecto de la inflación, “correspondería que el salario mínimo se fije en no menos de 2.750 pesos”.

Por su parte los empresarios ya advirtieron que el reclamo l es parece desproporcionado .

“Si estamos hablando del 40% de aumento del salario mínimo, y después se habla de una inflación del 7%, hay algo que no cierra”, dijo Héctor Méndez, ex presidente y actual director de la Unión Industrial Argentina (UIA). Pero enseguida agregó: “Hay que manejarse con prudencia y sentarse a negociar, porque nadie aquí es el dueño de la verdad”.

Por CANDELARIA DE LA SOTA

 

Temas en esta nota