Carne: eficiencia productiva es la clave para aumentar oferta

Alumnos de la Universidad Católica Argentina (UCA) presentaron ayer un trabajo realizado en el marco del convenio firmado con el Mercado de Liniers y el Centro de Consignatarios de Productos del País.

Por
25deAgostode2011a las10:29

La investigación continuó el trabajo presentado en la edición 2010 del seminario, donde se había llegado a la conclusión que la recomposición del stock vacuno argentino llevaría al menos 10 años.

Los alumnos pasantes, Maricel Bernardino, Juan Manuel Ponte, Alejandro Sanz Reale y Gastón Darío Dana, realizaron un nuevo trabajo de investigación denominado «La recomposición de la producción ganadera vacuna argentina. Una visión por regiones». La investigación determina el aporte y la participación de cada región del país en la evolución del stock y la producción de carne vacuna durante el período 2008-2011 y mediante un complejo modelo de simulación se realizaron proyecciones hasta 2020.

Ponte señaló que las estimaciones realizadas en el trabajo de 2010 no se cumplieron. «La recuperación del sector va más lenta, ya que las existencias vacunas continuaron cayendo», subrayó. Refiriéndose al análisis regional destacó que hubo una disminución del stock de hacienda vacuna en todas las regiones del país y aclaró que fue en la Pampeana en donde el impacto fue mayor por la gran cantidad de cabezas que posee.

Además, agregó que «la Argentina ha perdido 10 millones de cabezas entre 2008 y 2011, lo que equivale al stock de la República Oriental del Uruguay».

Por su parte, Sanz Reale analizó los movimientos de hacienda, tanto para faena como para invernada y cría. «Esto nos permite conocer la producción real y nos da el nivel de integración de la cadena en cada región» manifestó. Como conclusión destacó que la región Pampeana es la gran receptora de hacienda, mientras que el NEA es la principal proveedora acompañado por la región semiárida.

Por último, Maricel Bernardino explicó que «aumentar el 5% la tasa de destete en la región Pampeana implicaría 5 millones de cabezas más a nivel país y si lo hacemos en el NEA el aumento sería 2,5 millones de cabezas. Respecto a la producción de carne también es el destete la variable que mayor impacto tiene, incluso superior al peso de faena.

Como conclusión, Fernando Gil, tutor de los alumnos, destacó que la eficiencia productiva es la clave para aumentar la oferta de carne de manera genuina sin reducir el stock de vientres como pasó hasta ahora. Y agregó: «El modelo estudiado en este trabajo no indicó cambios importantes en la oferta de carne en los próximos años, por lo que estimamos persistirá la escasez de carne en el corto y mediano plazo y la Argentina tendrá un rol irrelevante en el mercado mundial de carnes».

Temas en esta nota