Moody’s le pegó duro a los bancos y disparó una ola de críticas

Tanto la presidenta del Banco Central como las dos cámaras del sector salieron al cruce de un diagnóstico que pone el foco en lo insostenible del modelo económico y los riesgos políticos.

26deAgostode2011a las07:56

El diagnóstico sacudió al sistema financiero entero. Más por el timming con el que fue lanzado que por la esencia y la dureza de sus advertencias. La calificadora de riesgo Moody’s sorprendió ayer al enviar a la prensa y a sus clientes un comunicado que alertó sobre la “vulnerabilidad” de los bancos argentinos y que informó la decisión de bajar a “negativa” la perspectiva de deuda de las entidades. El análisis generó en cuestión de horas la respuesta de las principales cámaras del sector y de la propia presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.

En rigor, el informe de la agencia no cuestionó la actual solvencia de las entidades sino la enorme exposición que mantienen a un modelo económico que considera “insostenible en el largo plazo” y que podría convertirse en una de sus grandes debilidades en el futuro.
“El cambio de perspectiva refleja la vulnerabilidad de los bancos cada vez mayor a los factores macroeconómicos y las medidas intervencionistas por parte del gobierno argentino en los próximos 12-18 meses”, disparó el informe distribuido por mail. Y fundamentó su decisión con tres argumentos. El primero: “la fragilidad de las ganancias de los bancos”, que dependen cada vez más de la continuidad de políticas de gobierno insostenibles, que producen una alta inflación y tasas de interés negativas”. El segundo: “la vulnerabilidad inherente asociada al bajo nivel de confianza de los depositantes”. Y el tercero: “la creciente vulnerabilidad a los riesgos políticos y de eventos que podrían afectar los activos, la rentabilidad y la capitalización de los bancos”.

Moody’s resaltó su preocupación por la dependencia que todavía tienen las ganancias de los bancos de “la política insostenible del Gobierno” y su capacidad para continuar financiando el actual boom de gasto de los consumidores. “Este informe se publica anualmente. No es la primera vez que le asignamos un negative outlook al sistema bancario. Ya lo hicimos en 2008 y se decidió ahora. Pero no puntualmente porque haya un riesgo mayor que hace dos meses. Acá no hay nada que no sepamos: la parte macro es la que impacta sobre el sistema bancario”, justificó a El Cronista la vicepresidenta de Moody’s en Argentina, Andrea Manavella.

Y aclaró, incluso, que para la agencia el “sistema bancario está en su mejor momento”, pero que las variables que le han permitido estos buenos resultados están sujetas a probables cambios: “Es difícil de sostener una inflación en estos niveles. Las tasas de interés negativas han venido ayudando a la rentabilidad de los bancos, pero tienen que ajustar. Esto no es un equilibrio de largo plazo”, agregó.

La decisión de Moody’s se conoció el día en que Mercedes Marcó del Pont tenía previsto dar una charla sobre “heterodoxia” en la Universidad de la Plata. En esa casa de estudios existe hoy una fuerte presión del cuerpo docente y de los alumnos a reorientar hacia esa vertiente ideológica los contenidos de una carrera de Economía que juzgan “demasiado ortodoxa”. La noticia le engordó la exposición: “No dejo de sorprenderme de la irresponsabilidad y falta de profesionalismo de estas calificadoras. El sistema financiero está en los mejores niveles históricos en sus indicadores de liquidez, solvencia y morosidad. Lo importante es entender, aunque no esté dentro de la concepción ideológica de estas calificadoras, que la fortaleza del sistema financiero tiene que ver directamente con la fortaleza de la economía nacional”, completó.

Al unísono respondieron, en dos

Temas en esta nota