Chicago cerró con fuertes subas

Los precios del maíz y de la soja cerraron la semana con fuertes ganancias en la Bolsa de Chicago, producto de la previsión de una menor cosecha del cereal en los Estados Unidos, que ajustará aún más la ya estrecha relación existente entre la oferta y la demanda del grano grueso.

Por
27deAgostode2011a las08:49

Al cierre de los negocios, las pizarras del mercado estadounidense mostraron alzas de US$ 7,98 y de 9,25 sobre los contratos septiembre y diciembre del maíz, cuyos ajustes fueron de US$ 296,25 y de 301,95 por tonelada. En el balance semanal, estas posiciones ganaron un 4,04 y un 4,02%, tras finalizar el viernes anterior con valores de US$ 279,91 y de 285,52.

El dato que acentuó ayer la firmeza de las cotizaciones fue el balance del Pro Farmer, tras recorrer los principales estados productores de granos gruesos estadounidenses. Tras relevar los cultivos en el campo, esta comisión de productores estimó la cosecha de maíz 2011/2012 en 317,11 millones de toneladas, por debajo de los 328,03 millones calculados por el USDA en su informe de agosto.

Buena parte de la pérdida productiva tuvo que ver con la caída de los rendimientos, afectados por un tiempo muy seco y caluroso durante julio. Según el Pro Farmer, el rinde del maíz estadounidense será de apenas 92,83 quintales por hectárea, contra los 96,03 quintales. Uno de los estados que peor perspectiva presenta para la cosecha es Indiana "donde se evidencian las condiciones estresantes registradas a lo largo de la evolución de cultivo", dijeron los especialistas.

Esta situación puesta de manifiesto por el Pro Farmer alienta la fortaleza de las cotizaciones del maíz y las pone a buen resguardo de los coletazos de la crisis financiera que padecen los Estados Unidos y la Unión Europea, que por estos días domina el escenario bursátil global.

La tónica alcista del mercado granario también favoreció a la soja. Los contratos septiembre y noviembre de la oleaginosa subieron US$ 10,56 y 11,30, mientras que sus ajustes fueron de US$ 519,83 y de 523,05 por tonelada. En el balance semanal, estas posiciones sumaron un 4,04 y un 4,02%, tras cerrar el viernes anterior con valores de US$ 499,63 y de 502,84.

Respecto del estado de la soja estadounidense, el Pro Farmer estimó la cosecha en 83,91 millones de toneladas, levemente por encima de los 83,17 millones calculados por el USDA en su reporte mensual. Los rindes fueron relevados en 28,11 quintales por hectárea, contra los 27,84 quintales del último informe oficial.

En buena parte de los estados productores de soja aún hay chances de mejores resultados. No obstante, para que ello suceda debería cambiar el patrón climático hacia un tiempo más húmedo y menos caluroso. Y ese cambio debería darse en el muy corto plazo. Ayer, en el mapa de monitoreo de sequía del Centro Nacional de Mitigación de Sequía, buena parte de Iowa, Illinois e Indiana registran humedad anormal, con focos de sequía moderada.

Respecto del trigo, la posición septiembre en Chicago y en Kansas subió US$ 1,84 y 6,70, en tanto que su ajuste fue de 280,08 y de 318,20 dólares. En el balance semanal, dicho contrato ganó un 4,31 y un 5,74%, tras cerrar el viernes anterior con un valor de 268,51 y de 300,93 dólares.

MERCADO LOCAL

La soja argentina capitalizó las ganancias externas y se cotizó a $ 1365 en Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Ricardone y en General Lagos, con un alza de $ 15. Por oleaginosa de la próxima cosecha la demanda pagó US$ 325 en San Martín y en Arroyo Seco, 3 dólares más que anteayer. El mismo valor fue propuesto en San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez y en Timbúes, donde implicó una ganancia de 5 dólares.

El maíz con entrega en octubre se cotizó a US$ 163 en Timbúes. El cereal nuevo, en tanto, subió US$ 2 y se negoció a US$ 177 en San Martín y en Punta Alvear..

Temas en esta nota