La Niña complicaría la nueva campaña de maíz argentino

Los productores de maíz de la zona núcleo pueden enfrentar una nueva adversidad, además de las habituales del cultivo: bajas temperaturas del ambiente y del suelo durante gran parte de septiembre, el mes preferido para la siembra en esa región.

Por
27deAgostode2011a las08:51

En muchos días de ese mes, difícilmente los registros edáficos superen los 12 ºC necesarios para una emergencia rápida y pareja. Así lo pronostica Anthony Deane, de la consultora Weather Wise Argentina, que asegura que el fenómeno "puede trasladar una proporción de las siembras hacia octubre, mes en el que, además, se prevén más lluvias que en septiembre, que registraría una sola tanda de precipitaciones". De cualquier manera, el clima no sería muy favorable para el cultivo, porque durante noviembre y diciembre continuarían las lluvias por debajo del promedio, excepto en el oeste y en el sur de Buenos Aires y en La Pampa.

Deane justifica este patrón climático en la reaparición de La Niña, tras la extinción de la anterior, en abril de 2011. No obstante, todavía no se puede predecir la intensidad que tendrá el fenómeno. Al respecto, Matías Bertolotti, de la misma consultora, observa que hay un enfriamiento en una parte del océano Pacífico, síntoma característico de La Niña, pero otro sector presenta condiciones normales. Entonces, advierte que puede ser una anomalía inferior a la del año pasado y que van a transcurrir alrededor de tres meses hasta que ese enfriamiento de las aguas se traslade plenamente a la atmósfera.

Respecto de las temperaturas, Bertolotti adelanta que en marzo/abril de 2012 puede haber heladas tempranas por el ingreso de pulsos de aire frío del polo Sur, por lo que desaconsejaría la siembra de soja de segunda más allá del 20 de diciembre.

De concretarse el escenario meteorológico descripto, podría ser más favorable para el girasol que para el maíz. "La principal región de cultivo de la oleaginosa recibirá más lluvias que la zona maicera y podrá desarrollar la cosecha durante días secos, porque en ese momento La Niña estará plenamente establecida", concluye Deane.

Eduardo Sierra, profesor de Climatología de la Facultad de Agronomía de la UBA, también espera la aparición de La Niña en los próximos meses. Por esa razón, recomienda cuidar el agua que contienen muchos potreros de las provincias pampeanas. "Los maíces consumirán la humedad disponible en el perfil, porque su demanda durante todo el ciclo del cultivo superará los aportes que provengan de las lluvias", calcula.

Esa regla también vale para la siembra de soja. "Hoy, los barbechos están bastante limpios porque aún estamos en invierno, pero ahora viene la época del desarrollo de las malezas y deberían controlarse hasta la siembra en noviembre-diciembre", aconseja..

Por Carlos Marín Moreno

Temas en esta nota